2 de diciembre de 2008

[Cómic] Reseña de "Superman: Las Historias de Alan Moore"

Ya hace algún tiempo que Planeta DeAgostini publicó un tomo en formato Absolute que recopilaba todos los cómics de Superman guionizados por Alan Moore. Aprovechando que lo estuve releyendo hace poco quería escribir una pequeña reseña sobre él.


Este tomo recopila cuatro números del Hombre de Acero guionizados por Alan Moore y dibujados por autores de la talla de Dave Gibbons, Curt Swan y George Pérez. Su precio es de 15,95 €, lo cual puede resultar algo excesivo por el poco material que ofrece. No obstante, no me interesa ahora valorar la edición de esta obra, pues es lo de menos. Lo importante no es el continente, sino el contenido. Veamos qué historias contiene este tomo:

"Para el hombre que lo tenía todo..."



Esta historia, publicada originalmente en el "Superman Annual 11", reúne al equipo creativo de "Watchmen" un año antes de que comenzasen a trabajar en dicha serie. Tenemos a Alan Moore como guionista y a Dave Gibbons como dibujante. La calidad está, por tanto, asegurada tanto en el apartado argumental como en el apartado gráfico.

La historia comienza con Wonder Woman, Batman y Robin acudiendo a la Fortaleza de la Soledad de Superman en el ártico. Es el cumpleaños de Superman y cada uno lleva un regalo para él. Sin embargo, el villano Mongul se les ha adelantado obsequiando al Hombre de Acero con "la piedad negra". Se trata de una forma de vida a medio camino entre una planta y un hongo que se une de forma simbiótica a su víctima, a la que proporciona una simulación telepática de su mayor deseo. De esta forma, mientras su cuerpo se encuentra paralizado por "la piedad negra", Superman vive en su mente una vida ficticia en la que Kripton no fue destruido. En ese Kripton ficticio, Kal-El simplemente es un ciudadano anómino más que vive feliz rodeado por su familia.

Esta es la historia que hizo que Mongul pasase de villano de segunda a convertirse en una verdadera amenaza, además de introducir a la maravillosa "piedad negra" que tantas veces se volvió a utilizar posteriormente. El combate contra Mongul no es más que una excusa para introducirnos en el deseo secreto de Superman, que no es otro que el de ser una persona normal, con su trabajo, con su esposa, con sus hijos... Nada de rojo y azul.

"¿Qué le sucedió al Hombre del Mañana?"



Esta historia en dos partes, publicada originalmente en el "Superman 423" y el "Action Comics 583", es todo un homenaje a las "historias imaginarias" que el personaje protagonizó en la Silver Age. Estas historias no sucedían dentro de la continuidad oficial, sino en tierras paralelas en las que una situación que podría parecer completamente inverosímil en la realidad normal del personaje podía hacerse realidad. De esta forma nos encontramos con historias en las que Superman y Luthor se mataban mutuamente o en las que Superman se casaba con Lois Lane y Lana Lang a la vez. Pero las historias imaginarias llegarían a su fin en 1985. La publicación de "Crisis en Tierras Infinitas" borraría las tierras paralelas y reestructuraría por completo la continuidad del Universo DC. Alan Moore pidió encargarse de la última historia del personaje antes de la llegada de la Crisis y el resultado fue "¿Qué le sucedió al Hombre del Mañana?".

Se trata de una nueva historia imaginaria, ideada para ser la última historia de Superman; la que pondría fin a su trayectoria en caso de que algún día dejasen de publicarse sus aventuras. De hecho, la historia comienza cuando un periodista del Daily Planet acude a la casa de la antigua periodista Lois Lane para entrevistarla. Pero Lois Lane ya no se llama así, sino Lois Elliot. Está casada con un hombre llamado Jordan Elliot y tiene un hijo llamado Jonathan. La entrevista de Lois será publicada en una edición especial del Planet que conmemora el aniversario de la desaparición de Superman.

Esta es la última historia de Superman narrada por su amada Lois Lane muchos años después de que el Hombre de Acero desapareciese. ¿Quién pudo causar la desaparición de Superman? ¿Luthor? ¿Brainiac? ¿Bizarro? ¿Y qué pasó con sus aliados? ¿No hicieron nada por evitarlo? El relato de Lois nos responde a estas y a otras muchas preguntas, condensando de forma admirable toda la mitología de Superman en apenas 50 páginas. Todo lo que hizo grande al personaje está en esta historia, cuyo inesperado final dice mucho acerca de qué es lo más importante para un héroe de la talla de Superman. Se trata, en conclusión, de una obra maestra imprescindible.

"La jungla"



Esta historia se publicó originalmente en el "DC Comics Presents 85" y reúne a Superman con la Cosa del Pantano, personaje que Alan Moore lanzó a la fama gracias a los excelentes guiones que escribió en su serie. Aunque esta historia no puede rivalizar en calidad con las anteriores, no por ello debemos pasarla por alto. Clark Kent y Lana Lang asisten a la conferencia de un científico que ha descubierto una forma de vida, concretamente un hongo, en un meteorito llegado desde el espacio. Al analizarlo con su visión microscópica, Clark descubre que se trata de un peligroso hongo de Krypton, pero ya es demasiado tarde. Aunque a los humanos no les hace nada, el kryptoniano se ve infectado por el hongo y comienza a perder progresivamente sus poderes. Finalmente, febril y presa del delirio, Clark cogerá un coche y pondrá rumbo al sur para morir solo, lejos de sus compañeros superhéroes. En su camino se encontrará con la Cosa del Pantano, quizá el único ser capaz de ayudarle.

Tengo que reconocer que no puedo ser objetivo con este número, ya que adoro profundamente a la Cosa del Pantano. Es una criatura de aspecto bestial, pero que atesora unos sentimientos preciosos y siempre está dispuesto a ayudar sin recibir nada a cambio. Por ayudar a Superman casi es destruido, pero no le importa. El Hombre de Acero nunca recordará que le debe la vida al habitante del pantano, pero un héroe no actúa por el reconocimiento. Y la Cosa del Pantano es un héroe. No es un hombre, no está hecho de carne, pero es un héroe.

Valoración:

Los buenos autores nos cuentan historias fantásticas y nos sumergen en mundos imaginarios poblados por héroes imposibles y extravagantes villanos; pero estas historias, en el fondo, no tratan de mundos imaginarios, ni de héroes imposibles, ni de extravagantes villanos. La ficción bien empleada es un recurso para contarnos, camufladas, las historias que son verdaderamente importantes: historias sobre la humanidad, sobre la humildad, sobre el valor, sobre el sacrificio, sobre el amor... Y esto es lo que hacen las historias de Alan Moore en Superman.

Te gusten o no te gusten los superhéroes, te guste o no te guste Superman, te gusten o no te gusten los cómics... tienes que leer las historias de Alan Moore en Superman.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios serán moderados antes de ser publicados.