3 de enero de 2009

[Cómic] Reseña de "Green Lantern Corps: Recarga", "Green Lantern Corps: Ser un Lantern" y "Green Lantern Corps: El Lado Oscuro del Verde"

Vamos a echar una ojeada a los tres tomos que se han publicado hasta el momento en nuestro país de la nueva serie de los Green Lantern Corps.

Green Lantern Corps: Recarga



Un tomo de seis números que recopila la miniserie que supuso el renacimiento del Cuerpo de Green Lanterns. Tras la resurreción de Hal Jordan, los Guardianes del Universo han comenzado a reclutar una nueva generación de Lanterns, pues saben que se avecinan importantes cambios en el universo.

Entre los nuevos elegidos tenemos a la doctora Soranik Natu de Korugar, el mundo natal del Green Lantern renegado Sinestro. Éste usó su anillo de poder años atrás para conquistar su mundo hasta que fue detenido por Hal Jordan. Sinestro convirtió el símbolo de los Green Lanterns en un símbolo de tiranía y opresión para su planeta. Aunque reticente al principio, Soranik Natu acepta el anillo de poder de los Guardianes para salvar vidas, aún sabiendo que eso significará que será rechazada por sus congéneres.

Entre los elegidos también se cuentan Isamot Kol de Thanagar y Vath Sarn de Rann, cuyos mundos natales se encuentran en guerra. Esto los convierte en enemigos, pero el Cuerpo de Green Lanterns los convertirá en compañeros. Junto a ellos aparecerán otros muchos nuevos Lanterns, así como algunos viejos conocidos como Kilowog, el instructor de los nuevos Lanterns, y Salaak, Lantern de protocolo y único autorizado para comunicarse directamente con los Guardianes.

El nuevo cuerpo de Green Lanterns pretende ser mucho mayor que el original, anteriormente formado por 3600 Lanterns, uno por cada sector del universo (exceptuando el sector 2814, el de la Tierra, que tenía varios). El nuevo cuerpo estará formado por 7200 Lanterns, dos por cada sector, por lo que ahora los Lanterns trabajarán en pareja.

Sin embargo, la formación del Cuerpo está en peligro. Sus enemigos del Gremio Araña conspiran desde el sistema Vega para acabar con los Guardianes antes de que sus reclutas se fortalezcan. Unos pocos Lanterns novatos (Soranik Natu, Isamot Kol y Vath Sarn) llegarán a Vega de distintas formas y descubrirán la amenaza del Gremio; amenaza que pone en peligro la sede del poder de los Guardianes, el planeta Oa. Ayudados por Kilowog y por los Lanterns terrestres Kyle Rayner y Guy Gardner se enfrentarán al Gremio Araña.

Una gozada de tomo repleto de acción y de personajes carismáticos y un preludio magistral para la nueva serie protagonizada por el Cuerpo de Green Lanterns. Los responsables de esta historia son Geoff Johns, artífice del renacimiento de Hal Jordan y "padre espiritual" de todo lo que está sucediendo en el universo Green Lantern, y Dave Gibbons, co-creador junto a Alan Moore de "Watchmen", una de las obras maestras del mundo del cómic.

Green Lantern Corps: Ser un Lantern



Recuperados del asedio del Gremio Araña, los Lanterns construyen una armadura planetaria alrededor de Oa mientras continúan adiestrando novatos y extendiendo el Cuerpo por el cosmos siguiendo la misteriosa agenda de los Guardianes.

La primera de las historias que recoge este tomo está centrada en Soranik Natu, quizá el mejor personaje de esta nueva hornada de Lanterns. Investigando una serie de asesinatos en su sector, ella y su compañero se ven inmersos en un combate que se salda con la muerte de éste. Soranik Natu se culpa a sí misma por la pérdida pero, ayudada por Guy Gardner, ahora nombrado Green Lantern del Cuerpo de Honor (y por lo tanto libre de actuar en cualquier sector del universo), descubrirá la trama que se esconde detrás de los asesinatos y hará justicia a su compañero caído.

En la siguiente historia, contada en un tono mucho más cómico (y dibujada por el propio Dave Gibbons), Guy disfruta de unas merecidas vacaciones en un lejano mundo paradisíaco cuando es atacado por un viejo enemigo que pretende vengarse por sus humillaciones. Finalmente será Salaak, el estirado Lantern de protocolo el que tenga que venir a sacarle las castañas del fuego (y justo a tiempo para quedarse con las chicas a las que Guy estaba cortejando).

En la última historia de este tomo, Guy viaja a Ranx, la misteriosa ciudad viviente, junto al Lantern Chthos-Chthas Chthais del planeta Chithistos (dichosos nombres alienígenas). Su objetivo es rescatar a una joven secuestrada por una secta religiosa llamada "Hijos del Lóbulo Blanco". Mientras tanto veremos el regreso de Soranik Natu a Korugar, donde vivirá el rechazo de sus antiguos compañeros y se verá obligada a renunciar para siempre a su antigua vida.

Green Lantern Corps: El Lado Oscuro del Verde


En la primera y apasionante historia que recoge este tomo, Guy Gardner y la Lantern R´Amey Holl de Papilliox son enviados por los Guardianes a un lejano planeta helado para buscar a un metamorfo durlaniano llamado Von Daggle. Éste los pone a prueba y finalmente les revela que él formaba parte de un cuerpo secreto a las órdenes de los Guardianes, una especie de policía secreta llamada "El Cadáver". Mientras que los Lanterns tienen prohibido matar y actúan como fuerza del orden, los miebros de esta policía secreta tienen permitido el asesinato y actúan como espías en los sectores más oscuros y peligrosos del universo. En el caso de que sean capturados, los Guardianes negarán cualquier tipo de relación con ellos. Una sorpresa genial la que nos ofrece esta historia, pues poco a poco vamos descubriendo que los Guardianes esconden muchos secretos, algunos de los cuales no son nada agradables.

Guy y R´Amey, ahora reclutados por el Cadáver, viajarán junto a Von Daggle al mundo de los Dominadores, una de las razas más peligrosas del universo. Allí, uno de los Dominadores ha descubierto una forma de evolucionar hasta su máximo potencial, convirtiéndose en una amenaza para todo el universo (y especialmente para la Tierra, a la que los Dominadores odian especialmente por ser el único mundo que nunca han podido conquistar). El combate contra el dominador casi le cuesta la vida a los tres y, para derrotarlo, la única opción es matarlo; algo que Guy nunca estaría dispuesto a hacer. Derrotado el Dominador, los recuerdos de Guy sobre la misión son borrados y R´Amey y Von Daggle se marchan para reconstruir el Cadáver como los Guardianes están reconstruyendo el Cuerpo de Green Lanterns.

En la siguiente historia conocemos a la nueva compañera de Soranik Natu, la Princesa Iolande de Betrassus, alguien completamente opuesta a la propia Soranik, lo que hace que en más de una ocasión salten chispas entre ellas. Juntas tendrán que enfrentarse a una nueva amenaza por parte de los Hijos del Lóbulo Blanco. Mientras tanto los Guardianes revelan a Salaak una profecía que coloca a esta secta religiosa junto a una alianza de sus principales enemigos capaz de destruir al Cuerpo de Green Lanterns.

Y, para terminar, la última historia tiene de nuevo como protagonista a Guy Gardner. Dos Lanterns han sido asesinados y todo parece apuntar a que el asesino es Guy. Éste tendrá que huir de sus compañeros Lanterns Isamot Kol y Vath Sarn mientras investiga el crimen. Sus hallazgos le conducirán a Mogo, el pacífico Lantern planetario (Mogo es un planeta viviente que actúa como refugio y santuario de sanación para los Lanterns). Todos aquellos Lanterns que han visitado Mogo recientemente han vuelto cambiados, más violentos y salvajes. El motivo es un hongo alienígena que ha comenzado a extenderse por Mogo. Guy se unirá a otros Lanterns para ayudar a Mogo a librarse de la infección, aunque antes tendrá que enfrentarse al enloquecido Kilowog, que también ha caído presa del hongo.

Un detalle que me ha parecido magistral en esta historia es la identidad del compañero de sector de Mogo, el Lantern Bzzd de Apiaton, una criaturita del tamaño de un insecto. Es irónico que el Lantern más grande de todos tenga como compañero al Lantern más pequeño, pero como dice el propio Mogo, tanto el bien como el mal vienen en todas las formas y tamaños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios serán moderados antes de ser publicados.