18 de marzo de 2009

[Videojuegos] Especial Lost Odyssey (Parte 1): Sobre los análisis y los analistas de videojuegos


¿Todos somos analistas?

Son pocos los juegos que he analizado en mi blog. No me gusta hacer análisis de videojuegos. Es mucho más fácil escribir mis primeras impresiones sobre un juego en particular que analizarlo. La razón de esto es bien sencilla: ¿Quién soy yo para analizar un juego? ¿Acaso tengo conocimientos sobre diseño de videojuegos? ¿Acaso sé algo de gráficos y texturas? ¿Acaso soy un experto en diseño de niveles? La respuesta es, evidentemente, no. Por lo tanto, ¿quién soy yo para analizar un juego? Nadie. Puedo opinar, puedo comentar mis impresiones, puedo criticar los aspectos que considero positivos y los que considero negativos... ¿pero analizar? Analizar no puedo.

Para escribir un verdadero análisis no basta con haber jugado muchos juegos. No basta con haber leído muchas páginas web ni con participar en muchos foros sobre videojuegos. Hace falta saber realmente de lo que se está escribiendo. Hay que tener nociones de programación, de diseño gráfico, de diseño de niveles... porque de esa forma se puede ser objetivo y escribir un análisis en condiciones. Nadie debería hablar (y mucho menos juzgar) aquello sobre lo que no tiene un cierto nivel de conocimientos. Pero, por supuesto, la gente lo hace.


Todos tenemos derecho a opinar, pero eso no significa que todos seamos analistas. Internet permite que cada uno tenga su página o su blog y, si es aficionado a esto de los videojuegos, que publique allí sus propios análisis. No importan los conocimientos ni los años de experiencia en el mundillo videojueguil que se tengan. La gente escribe sus análisis según sus propios, particulares y en ocasiones inexactos criterios. Y lo que es peor: la gente juzga los juegos que analiza. La gente les pone nota.

Os daré un consejo. Nunca os fiéis de una nota numérica. Un sólo número nunca dice nada. Por cuestiones de mi carrera estuve estudiando estadística durante tres años y sé de lo que hablo. En todo caso las únicas cifras que pueden decir algo realmente son aquellas producto de una media entre muchas notas diferentes. Y tampoco hay que fiarse demasiado de ellas, pues diversas circunstancias pueden sesgarlas y hacer que pierdan objetividad.


Por desgracia a la gente le gustan los números. A la gente le gusta poner nota. ¿Cuántos análisis de juegos se hacen hoy día que constan únicamente de un par de párrafos, un "lo mejor", un "lo peor" y una nota numérica? Muchos. Muchísimos. La mayoría de ellos apenas analizan nada realmente. Únicamente juzgan y ponen nota en base a unos criterios que la mayoría de veces ni siquiera se explican. Luego pasa lo que pasa. A veces te encuentras algunos supuestos "análisis" que te hacen sentir auténtica vergüenza ajena. No sólo porque estén mal redactados, sino porque no son objetivos, ni lógicos siquiera. Pero a pesar de todo juzgan.

Muchos son producto del típico fanboy sin criterio (y no tengo ningún problema en decirlo). Son los típicos análisis en los que todos los juegos son prácticamente perfectos. Cada juego analizado es una obra maestra... pero sólo si pertenece a la plataforma favorita del supuesto "analista". En caso contrario son basura. ¿Sabéis a cuántas personas oí criticar la versión de 360 de "Bioshock" cuándo salió? A muchas. Justo a las mismas que luego dijeron que era un juegazo cuando lo jugaron en sus respectivas PS3.

Otros análisis, en cambio, son producto de la competición y el interés por ser el primero en analizar un determinado juego. En la actualidad es normal que al día siguiente a la salida de un juego internet se llene de análisis de dicho juego. Esto hace que uno se pregunte lo siguiente: ¿cómo es posible que se pueda analizar un juego tras jugarlo únicamente durantes unas pocas horas? Muchos análisis se escriben sin haber completado siquiera el juego y eso no dice nada bueno sobre ellos.

A los aficionados a los videojuegos les gusta demasiado jugar a ser analistas profesionales. Les gusta creer que saben de lo que están hablando. Les gusta creer que son los poseedores de la verdad y que su opinión es justa y correcta. De hecho, les gusta creer que su opinión es la única justa y correcta.


Claro. Luego pasa lo que pasa. Juegos que son auténticas obras maestras pero que son exclusivos de una determinada plataforma son juzgados como basura por parte de los defensores de la plataforma rival... juegos de 60 horas son analizados tras únicamente 10 o 20 horas de juego (a veces incluso menos)... Pero, eso sí, la nota nunca falta. La nota es fundamental en todo "análisis" que se precie. ¿Véis por qué no me gusta escribir análisis?

Curándome en salud

Quizá todo el mundo sea analista, pero yo no lo soy. A pesar de que vaya a analizar un juego, yo no soy ni me considero analista de videojuegos. Aunque tenga algunas vagas nociones, me faltan conocimientos sobre muchísimos aspectos. Aunque tenga experiencia en el mundillo de los videojuegos, mi experiencia palidece en comparación con la de otros. Por suerte no me considero fanboy de ninguna plataforma en particular y he podido jugar tiempo suficiente al juego del que voy a hablar (se trata de un juego de 60 horas que he completado tres veces desde el inicio hasta el final... es decir, que he jugado unas 180 horas... y aunque no he logrado completarlo al 100%, sí lo he hecho al 90%).

A pesar de todo voy a escribir un análisis de "Lost Odyssey". ¿Por qué? Porque amo profundamente este juego, porque "Lost Odyssey" me ha hecho sentir lo que ningún otro juego había conseguido hacerme sentir. Otros juegos me han emocionado, me han hecho reír, me han hecho llorar... pero ninguno me ha proporcionado una experiencia semejante a la que me ha proporcionado "Lost Odyssey". Y es una experiencia que merece ser compartida.


"Lost Odyssey" no es ni mucho menos un juego perfecto. Pertenece a un género concreto, que es el de los juegos de rol de estilo japonés (un estilo muy diferente al de los juegos de rol de estilo occidental, por cierto). Dicho género tiene sus pros y sus contras y, por supuesto, como parte de ese género que es, "Lost Odyssey" también tiene sus pros y sus contras. Da igual lo mucho que ame este juego, porque no es un amor ciego. He visto lo bueno y lo malo de "Lost Odyssey" e intentaré transmitir tanto lo uno como lo otro en mi análisis.

Evidentemente, no se puede transmitir todo lo que es "Lost Odyssey" con un análisis de un par de párrafos, un "lo mejor", un "lo peor" y una nota. El que espere algo así está muy equivocado. Trataré de hacer un análisis lo más extenso y objetivo posible, comentaré los aspectos positivos y los aspectos negativos y, finalmente, daré mi opinión personal. Pero no habrá nota numérica al final. Esto no es el típico análisis (de hecho he tratado de huir del término análisis... sólo hay que ver el título: "Especial Lost Odyssey" en lugar de "Análisis Lost Odyssey") ni pretende serlo.

Tampoco es ni pretende ser un análisis definitivo. Para mí el análisis definitivo de este juego ya se hizo. Concretamente lo hicieron los chicos de ultimONivel, el programa de radio online sobre videojuegos. Os puedo asegurar que nada de lo que yo escriba en este Especial Lost Odyssey llegará al nivel del grandioso análisis que hicieron ellos en su programa y que podéis descargar pulsando sobre la siguiente imagen.


Llegados a este punto es posible que alguien pregunte: ¿por qué entonces vas a hacer un análisis de este juego? Ya he dicho que no me considero analista y que carezco de los requisitos necesarios para escribir un verdadero análisis. También he dicho que mi análisis será muy inferior a otros análisis ya realizados. ¿Por qué hacerlo entonces? Pues por algo que ya he comentado: porque quiero compartir la gran experiencia que es "Lost Odyssey".

Es una experiencia tan grande, tan hermosa, tan apasionante, tan emocionante, tan alegre en algunas ocasiones y tan triste en otras... que merece ser compartida. Todo el mundo debería conocerla. Sentirla. Vivirla. Mi verdadera intención no es analizar. Mi verdadera intención no es juzgar. Lo que yo quiero es transmitir, aunque sea únicamente una pequeña fracción, de esa maravillosa experiencia. Y si consigo que mi mensaje, el mensaje de "Lost Odyssey", llegue aunque sea a una sóla persona... entonces habrá merecido la pena el tiempo y el trabajo empleados en este especial.

1 comentario:

  1. Por esos avatares de la vida, es como si tuviera una segunda oportunidad con Lost Odyssey. Resulta que, en su día, adquirí el juego de lanzamiento junto a mi primo (acostumbrábamos a jugar los JRPGs juntos), pero cuando íbamos por el segundo DVD lo dejé seguir a él en solitario, porque en aquellas circunstancias, en aquel momento, no me apetecía seguir un juego así. Con el tiempo, mi primo superó el juego y lo vendió (pese a haberlo disfrutado mucho, una pena) y yo dejé de tener mi 360, pero siempre me quedé con la espinita de jugar LO como se merecía algún día.

    Pues digamos que ese día está muy cerca. Actualmente, otro compañero blogger, Closto, está rematando el juego en su 360 y, con demostrada pasión por él, me dijo que era una lástima verlo por menos de 10 euros en algunas tiendas. Por ese precio, LO es un auténtico regalazo, como le dije a él, aunque ni lo fueras a jugar por el motivo que fuera, pero hay que tenerlo. Así que ni corto ni perezoso me hice con él (por si alguno lee esto y le interesa, lo vende la cadena de juegos más conocida de España, que es una oferta excelente y mejor no dejarla pasar por desconocimiento). Ya tengo hablado con mi primo el préstamo de su 360 para disfrutar de él como se merece, así que imagino que en poco tiempo (quizá en verano, porque voy liadísimo), le daré la segunda oportunidad que el título se merece.

    Quiero haceros notar que, pese a que la primera vez le eché unas 30 horas, por el segundo DVD, ya digo, mi ilusión por jugar a Lost Odyssey de nuevo es, si cabe, mayor que la primera vez, precisamente porque ya sé lo especial que era este título. En su momento dije (y lo he repetido en otras ocasiones a lo largo de estos años) que LO iba a ser el mejor JRPG de esta generación, con diferencia. Hoy, puedo reafirmar mis palabras, después de haber visto pasar casi toda la generación actual y ver que sólo Xenoblade (que no consigue alcanzar ni de lejos las emociones que evoca Lost Odyssey) se le puede acercar, a falta de catar en más profundidad Last Story, también de Mistwalker, como LO.

    Lo que quiero haceros notar es que Lost Odyssey es un juego especial, un juego capaz de causarle de nuevo un hype tremendo a alguien que le echó varias horas hace 4 años y que lo quiere retomar de nuevo por sacarse esta espina clavada. Y, como no podía ser de otra manera, dentro de ese hype de tener mi segunda oportunidad con LO, no podía dejar de leer el maravilloso especial que mi amigo Okubo le dedicó hace ya tiempo. Así pues, me embarco de nuevo en esta lectura, con la promesa cercana en el horizonte de sentir la magia completa de Lost Odyssey. Los 1000 años de sueños nunca se olvidan.

    Un saludo.

    P.D.: Como un poco de tema off-topic, pero relacionado con el tema central de esta primera entrega (los análisis), aprovecho para dejar un enlace, si me lo permites, sobre el que creo es el primer libro serio editado en España sobre crítica de videojuegos: http://www.culturadejuego.com/2012/03/resena-el-lenguaje-videoludico-analisis-de-la-significacion-del-videojuego/

    ResponderEliminar

Los comentarios serán moderados antes de ser publicados.