2 de septiembre de 2009

[Cómic] Disney compra Marvel: una pequeña opinión


Ha sido la noticia más impactante de los últimos meses: recientemente Disney ha anunciado la compra de Marvel Entertainment Group por cuatro mil millones de dólares (dos mil ochocientos millones de euros al cambio). Como era de esperar, la noticia se ha extendido rápidamente por la red de redes, sacando a relucir la ignorancia de muchos individuos que han comentado la noticia sin tener ni puñetera idea. Por eso, a pesar de que se me ocurren mil coñas sobre este tema, he preferido redactar una opinión seria al respecto.

Disney no es una sirenita, es un tiburón empresarial

Que la mayoría de la gente ignora el funcionamiento de las empresas dedicadas al mundo del cómic americano es algo que ya sabía. Incluso muchos lectores de Marvel desconocen cómo funciona la editorial en la que se gastan su dinero mes tras mes. Pero esto no es lo peor de todo este asunto. Lo peor es la concepción popular que se tiene de Disney. Al parecer, la gran mayoría de la gente, cuando piensa en Disney, piensa en "Blancanieves y los Siete Enanitos", en "La Sirenita", en "Hannah Montana"... cuando la realidad es que la verdadera Disney poco o nada tiene que ver con eso.

Disney es una gigantesca empresa multinacional cuya influencia va mucho más allá de las películas de animación y el Disney Channel. Disney posee productoras de cine, canales de televisión y parques de atracciones. Sin ir más lejos, Disney es la propietaria de la cadena norteamericana abc (en donde se emiten series como "Perdidos" o "Anatomía de Grey"). También posee las productoras Touchstone Pictures y Miramax (la productora habitual de Quentin Tarantino hasta hace poco). Con esto quiero decir que del dinero de Disney salen los típicos productos "para toda la familia" como "Hannah Montana" y demás, pero también productos orientados a un público mucho más adulto, como "Perdidos" o "Kill Bill". Los productos para todos los públicos sí llevan el sello Disney. Los demás, como es lógico por cuestiones de imagen de marca, no.


Y es que hace mucho tiempo que Disney ha dejado de vivir de la "ilusión de los niños". Como toda empresa que quiera sobrevivir en el mercado, Disney ha aprendido a ser competitiva y, cuando no puede serlo, a deshacerse de los posibles competidores. La razón por la que Disney se hizo con Pixar fue precisamente esa: como sus películas no podían competir con las de Pixar, la solución más obvia era comprar Pixar y que todas las películas que hiciese supusiesen un tanto por ciento para la propia Disney. Pixar conservó una cierta independencia creativa (al igual que las demás productoras propiedad de Disney), pero pasó a pertenecer a Disney. Es más, con el tiempo esta adquisición fue tremendamente positiva para Pixar, pues en la actualidad la gente de Pixar se ha extendido a todos los niveles de la propia Disney y los mandamases de Pixar son una voz muy a tener en cuenta dentro de la empresa.

El verdadero interés: las franquicias

Recordemos que en los últimos años, Marvel no sólo se ha dedicado al mundo del cómic. Tras el éxito de las películas que adaptaban sus personajes a la gran pantalla, Marvel fundó Marvel Studios y empezó a producir sus propias películas. Teniendo en mente futuras adaptaciones al cine de personajes Marvel como Thor, Capitán América y los Vengadores, está claro que el cine de superhéroes está en pleno auge y que Marvel Studios iba a llevarse una gran tajada de ese creciente mercado. Probablemente ésta haya sido la razón principal de la compra. Lo más seguro es que a Disney le preocupen más bien poco los cómics Marvel, pero sí que le interese mucho el dinero que se recauda cuando se estrena una película basada en dichos cómics.


De hecho, la compra de Marvel no es más que el principio. Y es que los derechos cinematográficos sobre varios de los personajes más importantes de Marvel no pertenecen a Marvel Studios. Los derechos de Spiderman pertenecen a Sony mientras que los de los Cuatro Fantásticos, los X-Men, Daredevil y Estela Plateada pertenecen a 20th Century Fox. Aunque Disney ha asegurado que la compra no influirá en los contratos y acuerdos que ya están establecidos, en cuanto éstos acaben es posible que saque el talonario y se ponga a unificar los derechos de todos estos personajes bajo su control... si le dejan, claro.

Por supuesto, la explotación de personajes Marvel en el cine no es lo único que interesa a Disney. También hay un filón interesante en el mundo de los videojuegos, en el que sucede lo mismo: Activision posee los derechos para hacer videojuegos de Spiderman y X-Men, mientras que Sega posee los de Iron Man y Hulk. ¿Querrá Disney unificar todas las franquicias bajo su propia desarrolladora de videojuegos, Disney Interactive, cuando concluyan sus respectivos contratos? Es probable. Y quizá esto sea positivo. Los juegos basados en personajes Marvel que he visto hasta la fecha han sido bastante mediocres y Disney Interactive, aunque también ha lanzado un buen montón de juegos mediocres, también ha producido alguna joyita como "Pure" (un juego de conducción de quads realmente adictivo).


¿Y qué pasa con los cómics?

Pero, bueno, ¿todo esto qué me importa a mí, que soy un lector de cómics? Las películas no me interesan demasiado (es más, dormiría mejor por las noches si películas como las de los Cuatro Fantásticos o la de Daredevil no se hubiesen rodado nunca). Los juegos tampoco. Lo que me preocupa es: ¿qué pasará con los cómics Marvel? Y la respuesta es "nada". No pasará nada.

Aquí es donde verdaderamente se ha puesto de manifiesto la ignorancia y el desconocimiento acerca de este mundillo en todos esos cientos y cientos de comentarios que se han podido ver en los diferentes medios que han informado de esta noticia. Cuántos comentarios agoreros he leído estos días: que si los cómics Marvel se convertirán en un producto para toda la familia, que si serán censurados, que si la lína MAX (la línea de cómics para adultos de Marvel) desaparecerá, que si habrá crossovers entre los X-Men y High School Musical... Chorradas. Todo chorradas. Al igual que sucedió con Pixar, Marvel Comics conservará la independencia creativa.

Pero Disney es famosa por el férreo control que ejerce sobre sus personajes, dirán algunos. Y mi respuesta es que no hay nada que temer. Disney no va a censurar a Marvel más de lo que la propia Marvel se censura a sí misma. Oh, sorpresa. ¿Marvel se censura a sí misma? Pues sí. La realidad es que Marvel ha cambiado muchísimo en los últimos años. Los lectores novatos, más impresionables, se quedan sólo con lo superficial, pero no se dan cuenta de lo importante. Sí, el Universo Marvel ahora es más oscuro con todo eso de "Invasión Secreta" y "Reinado Oscuro". Ahora los héroes son más violentos, más despiadados, porque los malos van ganando. Pero mientras la gente se queda sólo con eso, cada vez más señas de identidad de Marvel se han ido perdiendo. ¿Cuánto tiempo hace que no vemos a la Cosa o a Lobezno fumando uno de sus característicos puros? ¿Qué ha pasado con los personajes homosexuales? ¿Y con el tema de las drogas? En el pasado Marvel fue pionera en tratar abiertamente cualquier tema: la homosexualidad, las drogas, el SIDA, la pobreza, la marginación... Pero todo esto cambió hace tiempo y nadie se dio cuenta. Todo el mundo estaba distraído viendo a los héroes repartiendo tortas a diestro y siniestro.

El rostro de la Marvel actual

¿Conoce la gente la verdadera actualidad de Marvel o se queda en lo poco que sabe por haber visto las películas sobre sus personajes en el cine? ¿La gente es consciente de las auténticas burradas que ha hecho la editorial en los últimos tiempos? Sin ir más lejos, no hace mucho se cargaron los últimos veinte años de continuidad de la historia de Spiderman, borrando todos los avances que habían acercado al personaje a su madurez: la boda con Mary Jane, el embarazo de ésta... todo eso nunca pasó. Ahora Peter Parker vive de nuevo en casa de Tía May y vuelve a ser un jovencito patoso sin suerte con las chicas. Exáctamente igual que hace veinte años. Y lo más sorprendente es que, después de la increíble cantidad de críticas que se llevó Marvel por tomar esta decisión (incluso el propio guionista abandonó la serie indignado por lo que la editorial le estaba obligando a hacer con el personaje), la serie de Spiderman se vende ahora más que nunca.


Y como éste hay muchos ejemplos: durante años las series de X-Men se vieron asoladas por la amenaza del Virus del Legado. En principio, este virus sólo afectaba a mutantes, pero después pasó a contagiar también a humanos, en un claro paralelismo con el virus del SIDA (en cuyos inicios fue considerado una enfermedad que sólo afectaba a los homosexuales). Pero de repente encuentran una cura milagrosa y se acaba el Virus del Legado. Y todos felices y contentos y a pegarse con los supervillanos, que lo importante en Marvel no es hablar de la realidad, sino entretener al personal. Lo mismo se puede decir de los personajes homosexuales, que siempre han sido un tema que no ha gustada nada a los jefazos de la editorial. Es curioso ver cómo en los últimos años los personajes homosexuales de Marvel han desarrollado una curiosa tendencia a desaparecer sin dejar rastro... o directamente a morir. De no ser por Peter David y su maravillosa serie de Factor X, ya no habría gays en el Universo Marvel. Mientras tanto, dos importantes personajes del Universo DC actual (Batwoman y Question) son lesbianas y en los cómics en los que aparecen se trata su sexualidad con total naturalidad, como debe ser.

Conclusión

¿Acaso puede Disney hacer más daño a Marvel de lo que se ha hecho ya la propia Marvel? No lo creo. Atrás, muy atrás, quedan aquellos años en los que Marvel era pionera en innovación y contaba historias que iban más allá del típico enfrentamiento entre héroes y villanos. A la Marvel actual eso no le interesa. Marvel es un negocio y en los negocios lo único que importa son las ganancias. Es el dinero. Y para hacer dinero hay que adaptarse a lo que el público mayoritario desea.

Disney ha visto la oportunidad de hacer dinero y la ha aprovechado, como hacen todas las empresas. Bien por ellos. Es probable que Marvel salga reforzada tras la compra, como sucedió con Pixar (ya hay quien habla de la posibilidad de una película sobre algún personaje Marvel realizada por Pixar). Es más, nada más anunciarse la compra, las acciones en bolsa de Marvel subieron. Seamos menos agoreros y veamos la realidad tal y como es: Marvel es un gran negocio que acaba de ser adquirido por otro negocio aún mayor que asegura que dejará las cosas tal y como están. A pesar de que aún quedan muchas cosas sin aclarar de todo este asunto, la compra beneficia a Marvel, que seguirá publicando sus cómics como simpre, sin crossovers entre Spiderman y el Pato Donald ni nada por el estilo.

Yo me crié con Marvel, compro muchas de sus colecciones mes tras mes y todo este asunto no me quita el sueño en absoluto. En todo caso, si Disney realmente va a meter mano en Marvel, no veremos los efectos hasta dentro de varios años. Mientras tanto, todo seguirá igual. Como reza el dicho: "cuanto más cambian las cosas, más iguales son".

1 comentario:

  1. Bueno los resultados ya han sido evidentes con las facetas anunciadas por Marvel y con las pequeñas producciones como Grandes Heroes, en cada estreno las salas han estado a reventar y las taquillas han recaudado miles de millones de dls. Creo que cualquiera que pensara que Disney convertiría a los héroes de Marvele en princesas animadas, puede respirar tranquilo, pues va por todo lo contrario, consolidar a sus personajes y dar a los fans y público general una experiencia visual brutal!!

    ResponderEliminar

Los comentarios serán moderados antes de ser publicados.