28 de septiembre de 2010

[Videojuegos] Impresiones de "Blade Kitten"


"Blade Kitten" es un cómic independiente creado por Steve Stamatiadis y protagonizado por una cazarrecompensas futurista mitad chica mitad gato llamada Kit Ballard. Dicho cómic bebe claramente de la estética y el humor del manga, donde las chicas-gato son bastante comunes, y narra las aventuras de la aguerrida Kit Ballard en el mundo fantástico de Hollow Wish. Recientemente, los chicos de Krome Studios, encabezados por el propio Stamatiadis, cogieron la idea del cómic y diseñaron un videojuego basado en él que conservase su estética y su sentido del humor. El juego de "Blade Kitten", distribuido por Atari, ya puede encontrarse en formato descargable tanto en el bazar de Xbox 360 y la store de PS3 como en PC a través de Steam.

Se trata principalmente de un juego de plataformas con algunos toques de aventura y acción. Situado varios años antes del inicio del cómic, el juego narra la llegada de Kit Ballard a Hollow Wish. Allí recibirá el encargo de capturar a una rebelde llamada Terra-Li, pero antes tendrá que enfrentarse a una presumida cazarrecompensas rival que quiere pisarle el trabajo.


Antes de comentar nada más es necesario apuntar que "Blade Kitten" no es un juego de gran presupuesto. Técnicamente no es ninguna maravilla, los actores de doblaje no pasan de correctos y no innova en ningún aspecto. Es más, no ofrece nada que no hayamos visto en decenas de juegos antes. Sin embargo, su jugabilidad sencilla y adictiva, su estilo en "falsas 2D" y su agradable estética lo convierten en un juego al que merece la pena dar una oportunidad. Evidentemente no se trata de un juego sobresaliente, quizá ni siquiera notable, pero resulta entretenido y adictivo. Además, su jugabilidad parece más propia de las generaciones pasadas que de la presente generación, lo cual resultará atractivo para los nostálgicos.

Como comentábamos antes, nos encontramos ante un juego de plataformas y acción. Nos desplazaremos en scroll lateral a través de escenarios en "falsas 2D". Es decir, que aunque escenarios y personajes estén modelados en 3D, el desplazamiento será únicamente en 2D. Se trata de un juego enfocado a la aventura para un solo jugador, por lo que podemos olvidarnos desde ya del componente online (éste se usa únicamente para almacenar las puntuaciones obtenidas por el jugador). Las cinemáticas están realizadas en un formato similar al cell-shading para obtener un estilo similar al del cómic, muy cercano al del manga. En general, el juego presenta una estética clara y colorista, tanto en personajes como en la ambientación de los escenarios. Es destacable el trabajo realizado en los fondos, que resultan bonitos y contienen muchos elementos móviles, aunque no se pueda interactuar con ellos. La ambientación de mundo fantástico y futurista está bastante conseguida.


Básicamente, nuestro recorrido por los escenarios (que además son de un tamaño considerable) se compone de momentos de plataformas y exploración combinados con momentos de combate. Los enemigos son bastante repetitivos y no presentan mucha variedad, por lo que los enfrentamientos resultan muy sencillos. La parte más interesante la constituye el plataformeo para sortear obstáculos y descubrir caminos secretos que nos lleven hasta los cofres ocultos. A lo largo del recorrido nos encontraremos con unos rectángulos de colores que debemos recoger. Se trata de la moneda del mundo de Hollow Wish, llamada hex. En diversos lugares secretos de los escenarios se esconden cofres repletos de hex que constituyen nuestro objetivo secundario. Finalmente, la última forma de conseguir hex es derrotando a los enemigos.

Para derrotar a los enemigos contamos con nuestra espada, que flota a nuestro lado hasta que le damos la orden de atacar. El hecho de que no necesitemos agarrar la espada para atacar nos otorga varias ventajas: podemos atacar mientras trepamos por las paredes o el techo y podemos ordenar a la espada que realice un ataque a larga distancia para eliminar a enemigos alejados o para golpear interruptores que están fuera de nuestro alcance. También podemos clavar la espada al suelo para mantenernos en nuestra posición (por ejemplo para que el aire de una turbina no nos arrastre) o usarla para generar un campo de fuerza de duración limitada que nos guarde de los ataques enemigos. Este campo de fuerza depende de la energía de la espada, que se renueva automáticamente, pero que se agota rápidamente si la utilizamos para hacer ataques a distancia. La energía de la espada está representada en forma de círculo azul en el indicador de la parte inferior izquierda de la pantalla. Junto a él se encuentra el indicador de vida de Kit Ballard, de color rosa. La vida también se recupera automáticamente, lo cual contribuye a que los combates sean tan sencillos. La única dificultad real del juego son las fases de plataformas.


En cuanto al plataformeo, Kit Ballard cuenta con los típicos movimientos para avanzar: salto, doble salto, deslizamiento, etc. Además es capaz de trepar por paredes y techos sin dificultad. Los escenarios están repletos de obstáculos, como rayos láser, plataformas móviles, turbinas... Para poder atravesar muchos de ellos tendremos que accionar diferentes interruptores o encontrar las paredes que podemos derribar con nuestra espada para abrir nuevos caminos. Dentro de un mismo escenario existe bastante variedad para hacer que resulte entretenido completarlo.

A todo esto habría que añadir los enfrentamientos de rigor contra gigantescos jefes finales y la posibilidad de desbloquear diferentes elementos, como nuevas espadas y nuevos trajes para Kit Ballard. Aunque la historia no sea especialmente brillante y la estética estilo manga pueda gustar más o menos, sin duda la jugabilidad cumple con creces y ofrece suficiente diversión.


A pesar de que las voces están en inglés, el juego viene con subtítulos en castellano, lo cual siempre es de agradecer. Como punto negativo es necesario comentar que se trata de un juego dividido en dos episodios que se venden por separado. Hasta ahora ha salido el primero, que se puede adquirir a un precio de 1200 Microsoft Points en el bazar de 360 y unos 12 € aproximadamente en la store de PS3. Un precio demasiado alto para un juego descargable, por interesante que sea su jugabilidad. Y más teniendo en cuenta que habría que adquirir la segunda parte por separado cuando esté disponible (y probablemente llegue a un precio similar).

No obstante, el juego me parece lo suficientemente interesante como para darle una oportunidad. Hay que tener claro que no se trata de un juego sobresaliente, como ya hemos comentado, pero con una jugabilidad divertida y atractiva heredera de los clásicos en 2D. Salvo "Trine" y el reciente remake de "Rocket Knight Adventures", no hay muchas alternativas de juegos similares, por lo que aquellos a los que les guste el género harán bien en probar "Blade Kitten".

2 comentarios:

  1. Estilo occidental imitando manga nunca sale bien (ojo, otra cosa es dibujar manga ya seas occidental o no que es diferente para mi humilde punto de vista xD). Y visto los tópicos del juego creo que me voy a abstener.

    A pesar de eso para ser un descargable a ese precio no te creas que sea tan caro, que lo es, pero a niveles comparativos, me han pasado muchísimos juegos de PSN y te puedo jurar que me quedo atónito de los pésimos que llegan a ser algunos por lo que valen.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que le pasa como a otros muchos productos occidentales que tratan de parecerse al manganime: su estética no está mal del todo pero no acaba de cuajar. Lo único por lo que es recomendable este juego es por su jugabilidad (siempre y cuando te guste el género, claro).

    Respecto al tema de los precios creo que estamos bastante de acuerdo. Un juego descargable, sólo por ser un juego descargable, tendría que salir mucho más barato. Y más si es episódico. Pero luego te metes en la store o el bazar y te encuentras bazofias que no hay por donde cogerlas a 15€...

    Por suerte de vez en cuando sale alguna joyita que realmente merece la pena (Scott Pilgrim, Shank). No es el caso de Blade Kitten, pero tampoco llega al otro extremo de ser una bazofia. Es mediocre, sin más XD

    Un saludo.

    ResponderEliminar

Los comentarios serán moderados antes de ser publicados.