5 de septiembre de 2010

[Videojuegos] Impresiones de "Shank"

¿Que sucedería si pusiésemos a Quentin Tarantino ("Pulp Fiction", "Reservoir Dogs", "Kill Bill") y a Robert Rodriguez ("El Mariachi", "Desperado", "Machete") a desarrollar un videojuego? Pues que probablemente el resultado final fuese muy parecido a "Shank", juego que ya se encuentra disponible en formato descargable tanto para Xbox 360 como para PS3. Más adelante también se lanzará una versión para PC.


Desarrollado por Klei Entertainment y distribuido por EA, "Shank" es un beat'em up cuya ambientación bebe del western y del cine de los dos directores antes mencionados. Argumentalmente nos encontramos con una historia de venganzas y personajes de dudosa moralidad al más puro estilo "Kill Bill". Nuestro protagonista contempló impotente cómo su novia fue secuestrada por un grupo de matones y nuestra misión es ayudarle en su búsqueda de rescate y venganza.

Gráficamente nos encontramos con un juego en 2D de scroll lateral. El diseño de personajes, las animaciones y, sobre todo, las grandes cantidades de gore gratuito y completamente exagerado están en consonancia con la estética del juego. A esto le añadimos unas escenas de video, igualmente en 2D y con un cierto estilo de serie de animación flash, que hacen gala de espectaculares peleas con litros de sangre y abundantes desmembramientos. Para redondear el juego, la banda sonora (que se puede descargar de forma gratuita desde la página oficial del juego) es digna de un western de serie B y acompaña perfectamente a la acción. En su conjunto, el apartado estético es uno de los aspectos más atractivos del juego.


Jugablemente, puede dar la impresión de que se trata de un simple machacabotones que consiste sencillamente en avanzar y matar a todos los que se crucen en nuestro camino. Sin embargo, el juego es algo más que eso. Contamos con algunas sencillas fases de plataformas entre combate y combate y con enfrentamientos contra enormes jefes finales con grandes cantidades de vida. A esto hay que añadir el hecho de que la dificultad está bastante ajustada, ya que no se trata de un juego que destaque por su facilidad. En la mayoría de ocasiones nos encontraremos superados en número por unos contrincantes muy agresivos y fuertemente armados. Además, cada vez que morimos debemos comenzar el nivel desde el principio.

Como beat'em up que es, su mecánica no es complicada, aunque esconde más posibilidades de lo que puede parecer en un primer contacto. Tendremos varios movimientos básicos: salto, ataque rápido, ataque fuerte y disparo. También tendremos la posibilidad de agarrar a un enemigo o de saltar sobre él desde el aire. Nuestro juego dependerá de la manera en que combinemos estas posibilidades. Por ejemplo, podemos agarrar a un enemigo, golpearle rápidamente varias veces, acabar con un ataque fuerte que lo lance por el aire y, mientras está suspendido, dispararle. Elegir el movimiento adecuado en los enfrentamientos contra varios rivales es fundamental, ya que algunos movimientos (como agarrar o saltar sobre el enemigo) nos dejan expuestos a los ataques. Además, ciertos enemigos vendrán equipados con armas de fuego y tendremos que esquivar sus disparos si no queremos que nuestra barra de vida se reduzca drásticamente. Como era de esperar, todos los combates cuentan con su correspondiente dosis de fluido vital derramado.


Originalmente tendremos un par de cuchillos para el ataque rápido, una motosierra para el ataque fuerte y un par de pistolas para disparar, pero hay que mencionar que el juego cuenta con varias armas más a nuestra disposición, desde katanas hasta uzis.

El juego también cuenta con un modo multijugador para dos jugadores en una misma consola (sin embargo, no cuenta con multijugador online), que narra acontecimientos previos al modo para un jugador, por lo que puede considerarse una especie de precuela. También cuenta con diversos extras desbloqueables, desde trajes alternativos para nuestro protagonista a imágenes de jugador y artworks. Estos detalles son de agradecer y además muestran el cuidado que han puesto los desarrolladores en su producto.

No obstante, el juego cuenta con un gran punto negativo, puesto que ha llegado enteramente en inglés, tanto voces como textos. Unos subtítulos en castellano son lo mínimo exigible para un juego que cuesta 1200 Microsoft Points en 360 (unos 14€ en PS3), precio que dicho sea de paso es algo excesivo para un juego descargable. Por lo tanto, si eres fan del género y te interesa "Shank" tendrás que poner en la balanza sus principales méritos (su estética y jugabilidad) junto a sus principales defectos (está enteramente en inglés y es bastante caro) y decidir si merece la pena o no. Personalmente, recomiendo darle una oportunidad, pues a pesar de sus defectos es un juego atractivo y divertido.

4 comentarios:

  1. Me ha hecho cierta gracia la primera comparación con Tarantino, supongo que el juego bebe de humor negro y sangre a borbotones.

    Un poco caro eso sí, para mi opinión si no es un juego completo que hasta pueda considerarse como físico, todos los descargables deberían tener límite de hasta 10 euros.

    Otro juego parecido, aunque no he probado Shank, es Scott Pilgrim, si te gustan los beat'm'up y tener cierta nostalgia retro, te lo recomiendo.

    ResponderEliminar
  2. No me llama demasiado el género, sin embargo, el aspecto gráfico, artístico y estético de Shank me parece una maravilla.

    Es una verdadera pena que no se haya traducido, creo que hoy en día es lo mínimo que se puede pedir, y más teniendo ese precio.
    Pero bueno...

    Interesantes y muy bien escritas impresiones, como siempre.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Lee: Si pruebas el juego (¿no hay demo en la Store?) verás que la comparación con Tarantino es bastante apropiada: humor negro, sangre, personajes vacilones, más sangre, alguna fantasmada que otra, más sangre, escenas a pantalla partida, más sangre...

    Coincido en que es caro. Casi 15€ por un juego descargable que va a durar unas 4 o 5 horas como mucho es una pasada. Por desgracia éste el precio estándar que se está imponiendo tanto en el bazar de 360 como en la Store.

    El Scott Pilgrim también lo he estado probando estos días y me ha gustado mucho pese a no conocer el cómic en el que se basa. El toque retro y los guiños videojueguiles le vienen genial. Aún tengo que echarle un poco más de tiempo para tener una idea clara, pero me parece muy interesante. Aún así, agradezco la recomendación ;)

    Ollodepez: Gracias, compañera. Me alegro de que te hayan gustado. Estás en lo cierto respecto al apartado estético. Para mí es lo mejor del juego. Por desgracia tenemos esos dos grandes puntos negativos que son la falta de traducción y el precio. No obstante, me ha parecido interesante darle un poco de publicidad, porque el juego lo merece.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Sí creo que hay demo en la store, más bien el juego completo capado y la licencia de compra aparte, como casi todos los juegos de la tienda.

    Ya lo probaré, aunque a primeras ya te digo que con el Scott tengo de beat'm'up para rato encima rejugable y porque me salió gratis :P La pega es la misma que son Shank, no tienen multi online.

    Otro que me llama es el remake del Final Fight, aunque más bien por nostalgia que otra cosa.

    ResponderEliminar

Los comentarios serán moderados antes de ser publicados.