29 de diciembre de 2011

[Cómic - Videojuegos] Lo mejor de 2011

Como hice en ocasiones anteriores, voy a dedicar la última entrada del año a seleccionar los que han sido, en mi opinión, los mejores cómics y los mejores videojuegos que ha dejado este 2011 que toca a su fin. Lo que se encuentra bajo estas líneas no es una valoración objetiva sino una opinión completamente subjetiva, por lo que el único valor que tiene es el que el lector quiera darle. Mi particular podio está ocupado por los tres cómics y los tres juegos que más me han hecho disfrutar este año, diferenciados en las tres categorías de bronce, plata y oro según me hayan gustado más o menos. No son necesariamente los de mejor calidad ni los más populares, sino los que más me han sorprendido, fascinado y divertido. También me reservo una mención especial para el cómic y el juego que, sin estar entre los mejores, han conseguido destacar por méritos propios.

LOS MEJORES CÓMICS DE 2011

BRONCE: EL ASOMBROSO SPIDERMAN


Uno de mis más inconfesables secretos es que Spiderman nunca ha estado entre mis personajes favoritos. Nunca me he sentido muy identificado con él, ni siquiera cuando era adolescente. Me sentía mucho más cercano a los mutantes o a los Vengadores que a nuestro amistoso vecino arácnido. Quizá por eso nunca he seguido sus series regulares con demasiado interés. Sin embargo, esto ha cambiado en 2011. Este año que se acaba no sólo ha despertado mi interés por el personaje, sino que me ha hecho comprar y devorar con avidez sus cómics todos los meses. Estoy convencido de que el trabajo del excepcional dibujante Marcos Martín es el principal responsable de esto, pues fueron sus atrevidas composiciones y la fuerza expresiva de su minimalismo los que llamaron mi atención sobre Spiderman después de haberlo ignorado durante largo tiempo.

Mi interés se ha disparado a partir de la saga "Big Time", una historia más que correcta con unas consecuencias muy interesantes que han conseguido humanizar a uno de los más memorables secundarios de Spiderman. El número 655 de "The Amazing Spiderman" (publicado en el número 61 de la edición española de "El Asombroso Spiderman"), cuya portada ilustra estas líneas, es una de las mejores historias que he leído en los últimos tiempos. Spiderman nunca me había resultado tan abnegado y heróico y sus secundarios nunca me habían parecido tan entrañables. Esta serie tiene algo especial. Tiene magia.

PLATA: S.H.I.E.L.D.


Si me preguntas de qué va "S.H.I.E.L.D." es posible que no sepa bien qué responderte. Con apenas unos números publicados en nuestro país, la última locura de Jonathan Hickman ha suscitado más preguntas que respuestas. Supuestamente iba a contar los orígenes secretos de la agencia de espionaje más importante del Universo Marvel, que se retrotraen hasta el antiguo Egipto. Sin embargo, ha resultado ser algo mucho más enrevesado que incluye conspiraciones urdidas por inmortales, secretos de viejos dioses estelares y apariciones de grandes figuras de las artes y las ciencias como Isaac Newton y Leonardo da Vinci.

¿Sabías que el sacerdote egipcio Imhotep detuvo la primera invasión alienígena del planeta Tierra? ¿Sabías que Galileo luchó contra Galactus, el Devorador de Mundos? ¿Sabías que Leonardo viajó hasta el Sol para asistir al nacimiento de un Celestial? De eso trata "S.H.I.E.L.D.", de la historia secreta de los protectores del mundo. Esta serie es todo un carrusel de sorpresas excepcionalmente dibujadas por Dustin Weaver. Es muy ambiciosa y arriesgada y quizá todo termine siendo un bluff descomunal, pero está siendo brillante e inesperada. Cada número es una ventana hacia lo desconocido capaz de maravillar al más escéptico. Así es como siempre debería ser un cómic publicado bajo un sello llamado Marvel.

ORO: IMPOSIBLES X-FORCE


La anterior encarnación de X-Force nació muerta a causa de sus planteamientos noventeros y su interés por resucitar personajes que estaban mejor muertos. Todo parecía indicar que la siguiente encarnación del grupo mutante de operaciones encubiertas sería más de lo mismo: Lobezno y los suyos masacrando a sus enemigos, mucha violencia gratuita y un nulo desarrollo de los personajes. Nada más lejos de la realidad. Rick Remeder ha orquestado un cómic en el que ha sabido definir a unos personajes marcados por su propensión a la violencia y su creencia en que el fin justifica los medios. En sus manos incluso el insoportable Masacre resulta interesante, lo cual dice mucho a favor de este guionista.

La primera historia de esta nueva encarnación del grupo, "La Solución Apocalipsis", no sólo nos presenta los dilemas de un grupo de asesinos que deben matar para conseguir un bien mayor, sino que, en lugar de recurrir a planteamientos ya anticuados, enriquece la mitología mutante con nuevos personajes. Por suerte este primer arco argumental sólo es la pieza inicial de un puzle que se completará próximamente en la anunciada "Saga del Ángel Oscuro", que promete ser antológica gracias al buen hacer de Remeder y el fantástico dibujo de Jerome Opeña. Sin duda "Imposibles X-Force" es la mejor serie mutante del año y una de las mejores de la Marvel actual. Inteligente, impactante, cruda y desgarradora, "Imposibles X-Force" ha sido la serie que más he disfrutado en 2011.

MENCIÓN ESPECIAL: X-FACTOR


Tengo una especial debilidad por los personajes mutantes, así que admiro a los guionistas que se preocupan por los secundarios olvidados de la descomunal franquicia de las series X. Curiosamente, pese a tener una mitología tan rica a su disposición, pocos guionistas saben utilizarla de forma adecuada. Por eso Peter David se merece todos los halagos por su trabajo en "X-Factor", donde ha reunido a un grupo de personajes que a nadie le importaban y los ha convertido en una serie de culto.

Pese a que las ventas no siempre le han acompañado y que el nivel gráfico de la serie no siempre ha estado a la altura de sus guiones, Peter David ha hecho que su pequeño rinconcito del Universo Marvel sea uno de los lugares más interesantes donde perderse. Es cierto que sus cómics no pueden encuadrarse dentro de los típicos cómics mutantes. Es más, sus cómics ni siquiera pueden encuadrarse dentro de los típicos cómics de superhéroes. Sin embargo, en sus páginas encontramos historias frescas, emocionantes y divertidas, diálogos genuinos y personajes auténticamente tridimensionales. Por encima de la aventuras superheróicas prima el desarrollo de los personajes, sus relaciones, sus triunfos y tragedias. "X-Factor" no trata sobre salvar el mundo ni sobre derrotar al villano de turno, sino sobre el embarazo de Loba Venenosa, sobre las inseguridades del Hombre Múltiple y sobre la relación homosexual entre Ríctor y Estrella Rota. "X-Factor" es la obra de un artesano, hecha con dedicación y cariño. Lo mínimo que se merece es esta mención especial.

LOS MEJORES JUEGOS DE 2011

BRONCE: BATMAN - ARKHAM CITY


"Batman - Arkham Asylum" fue el juego que más disfruté en 2009. Esperaba su secuela con ansia, aunque también con temor. El anuncio de "Batman - Arkham City" había sido prematuro y existía la posibilidad de que se convirtiese en una secuela sacacuartos como tantas otras hay actualmente en el mercado. Afortunadamente no fue así, pues los chicos de Rocksteady supieron coger todo lo bueno del juego anterior, añadirle novedades y elevarlo a su enésima potencia. "Batman - Arkham City" tiene una historia principal más corta que la de su predecesor, pero también mucho más intensa e interesante. En ella tienen cabida personajes como Hugo Strange, Dos Caras, Catwoman, el Pingüino, Mr. Freeze, Harley Queen y, por supuesto, el Joker. No obstante, lo que le falta en duración a la campaña lo compensa con una amplia variedad de misiones secundarias en las que aparecen otros tantos personajes secundarios como Deadshot o el Sombrerero Loco. Finalmente, la cantidad de trofeos y acertijos de Riddler es tan grande que asegura horas y horas de búsqueda (y alguna sorpresa que otra).

La mecánica tipo sandbox, que permite que el jugador tenga libertad para moverse por la ciudad desde el principio y decida a dónde quiere ir en cada momento, es una de las grandes bazas del juego y proporciona diversión casi ilimitada. La inclusión de Catwoman como personaje jugable, sin embargo, ha resultado ser algo decepcionante, pues no aporta gran cosa al conjunto del juego. Es uno de los pocos aspectos criticables de un juego fantástico con una historia absorbente y una conclusión dramática, inesperada y desgarradora como pocas. Su banda sonora merece una mención, pues es una de las mejores del año, así como su doblaje al castellano, que exceptuando a algunos personajes puntuales alcanza un nivel digno de una superproducción cinematográfica. Para concluir debo decir que, aunque mi mente me diga que "Batman - Arkham City" palidece en comparación con otros juegos brillantes de 2011, mi corazoncito lo ha disfrutado como si fuese el mejor juego del año.

PLATA: DEUS EX - HUMAN REVOLUTION


La franquicia "Deus Ex" era una leyenda entre los jugadores de PC, pero una gran desconocida para muchos jugadores de consola. Esta situación ha cambiado de forma notable tras el exitoso lanzamiento de "Deus Ex - Human Revolution". Técnicamente se trata de una precuela del "Deus Ex" original, aunque eso no importa mucho. Su argumento bebe de la mejor tradición cyberpunk y en él se encuentran reminiscencias de clásicos del género como "Blade Runner" o "Ghost in the Shell". Creo que no exagero al decir que tiene el mejor argumento de 2011 y una de las mejores ambientaciones que se han visto en un videojuego. Su diseño artístico es sublime, su banda sonora es fantástica y su jugabilidad es exquisita.

"Deus Ex - Human Revolution" es un juego de acción y sigilo en el que se premia a los jugadores pacientes, curiosos y astutos y se castiga duramente a los jugadores impetuosos que se lanzan a lo loco. Pocos juegos ofrecen tanta libertad para superar las distintas situaciones y tantas maneras diferentes de llegar al final de un nivel. Otro punto importante es que las decisiones que se toman a lo largo del juego afectan con contundencia al propio juego, lo cual parece más propio de los juegos de la vieja escuela que de los juegos de hoy en día. Si metes la pata en una misión ya no hay vuelta atrás, al igual que si matas a un personaje secundario al que necesitarás más adelante. A esto habría que añadirle las posibilidades de personalización del protagonista, gracias a aumentos artificiales que permiten ver a través de las paredes, camuflarse a simple vista, caer desde gran altura sin hacerse daño o piratear sistemas informáticos (el minijuego de pirateo es una pequeña maravilla muy bien implementada). Resumiendo: gran historia, gran ambientación, gran diseño artístico, gran banda sonora, gran jugabilidad, gran posibilidad de personalización... ¿Acaso no tiene ningún punto negativo? Por desgracia lo tiene y no es precisamente pequeño: los enfrentamientos contra los jefes finales son un auténtico horror. Rompen por completo la dinámica del juego (si lo deseas puedes acabar cualquier nivel sin matar a nadie, pero cuando te encuentras al jefe final estás obligado a matarlo por narices), son enfrentamientos bastante mediocres y no aprovechan para nada el carisma de los villanos (personajes que podrían ser muy interesantes y que están por completo desaprovechados). Aún así, este punto negro no habría impedido que "Deus Ex - Human Revolution" se convirtiese en mi juego favorito del año de no ser porque tenía que competir con un auténtico coloso imposible de vencer.

ORO: PORTAL 2


Pese a ser uno de los últimos juegos que han pasado por mis manos en 2011 no tenía ninguna duda de que iba a ir directo al primer puesto de mi lista. Me encantan los juegos de resolución de puzles y soy un fanático incondicional del primer "Portal", al que considero uno de los poquísimos videojuegos perfectos que se han hecho. La perfección de "Portal" es indiscutible cuando uno analiza su diseño de niveles y su curva de dificultad. Además, "Portal" cuenta con una narrativa igualmente perfecta, que garantiza una total inmersión en esa historia fascinante y ridícula a partes iguales que es la historia de los laboratorios Aperture Science. Por si esto fuera poco, "Portal" cuenta con el antagonista más mordaz, sarcástico y divertido que se ha visto en un videojuego: la inolvidable GLaDOS. Teniendo todo esto en cuenta, "Portal 2", como secuela de una obra de culto, lo tenía muy difícil.

Sin embargo, la gente de Valve ha conseguido algo casi imposible con "Portal 2": ha conseguido crear una nueva obra de culto sin estropear la magia de su predecesor. Si bien la curva de dificultad de "Portal 2" no es tan perfecta como la de "Portal" (haciendo que pueda resultar un juego relativamente sencillo para aquellos jugadores que conocen la dinámica y saben pensar con portales), cuenta con elementos nuevos, originales e inesperados que generan formas novedosas de resolver los puzles: placas de salto de fe, puentes de luz sólida, gel repulsor, embudos de traslación, etc. Dichos elementos se encuentran perfectamente integrados en la narrativa, que nos sumerge aún más en la historia de Aperture Science y de GLaDOS. Como no podía ser de otra forma, se trata de una historia misteriosa, esperpéntica, ridícula y maravillosa. Además, "Portal 2" va un paso más allá y enriquece la mitología de "Portal" añadiendo a un nuevo personaje, Wheatley (la "esfera atontadora"), tan cómico y carismático como la propia GLaDOS.

Pero para Valve esto no era suficiente. No bastaba con hacer una secuela casi perfecta, con una jugabilidad insuperable y unos personajes memorables (que incluyen una patata parlanchina). Además de eso "Portal 2" cuenta con un modo cooperativo que se puede jugar a pantalla partida (algo que parece estar en franca desaparición estos días) en el que puedes unirte a un compañero para enfrentarte a los desafíos de GLaDOS. Los adorables robots que protagonizan el modo cooperativo, unidos a la posibilidad de resolver puzles con cuatro portales, hacen que este modo sea tan divertido como el modo para un jugador. El entretenimiento está asegurado por la propia dinámica del juego y por los ácidos comentarios de GLaDOS, que trata constantemente de generar piques entre los compañeros. Eso sí, por el bien de la ciencia.

Podría seguir diciendo maravillas sobre "Portal 2" todo el día. Podría hablar de las intervenciones de Weathley, del misterio del Hombre Rata, de la tenacidad de Chell, de la pobre torreta que se pregunta si es distinta, de las baterías de patata, de la absurda filosofía de Cave Johnson o del inolvidable coro final. Pero si hablase de todo esto te impediría que lo descubrieses por ti mismo. "Portal 2" no sólo es el mejor juego de 2011, sino que también es uno de esos juegos imprescindibles que todo el mundo debería jugar.

MENCIÓN ESPECIAL: EL SHADDAI - ASCENSION OF THE METATRON


Reservaba esta mención especial para algún juego descargable, pues este año hemos tenido muchos y muy buenos (baste mencionar "From Dust", "Outland" o "Trine 2"). Sin embargo, hay un juego cuya estética me ha fascinado tanto que se ha ganado esta mención con todas las de la ley. Me refiero a "El Shaddai - Ascension of the Metatron", un auténtico delirio visual acompañado de una historia basada en el Antiguo Testamento. En su camino por derrotar a los Ángeles Caídos, el escriba celestial Enoch tiene que recorrer unos fabulosos escenarios repletos de luz, color y formas etéreas que parecen extraídas de un sueño. Las fases de plataformeo clásico en 2D se alternan con fases de combate en las que prima más el timing que la realización de combos. Sólo tenemos tres armas a nuestra disposición (cada una de ellas tiene ventaja sobre otra y es débil ante la restante, creando una dinámica de piedra-papel-tijera). Sólo podemos llevar un arma, pero podemos cambiarla en cualquier momento robando las armas de los enemigos y purificándolas para poder usarlas.

"El Shaddai - Ascension of the Metatron" puede parecer un mediocre juego de serie B, pero es mucho más que eso. Es una excentricidad propia del mercado japonés, por supuesto, pero su cuidada estética, su interesante sistema de combate y las impresionantes luchas contra los Ángeles Caídos hacen de él un juego a tener en cuenta. Lamentablemente es uno de esos videojuegos que pasan sin pena ni gloria por las estanterías de las tiendas, por lo que esta mención especial está dirigida a llamar la atención sobre este juego curioso y extravagante al que quizá no pensabas acercarte, pero que sin duda merece una pequeña oportunidad.

2 comentarios:

  1. De los cómics ya sabes que prefiero no opinar, porque soy un completo ajeno al mundillo y no haría más que quedar en evidencia completamente xD. Sin embargo, sí lo haré, también subjetivamente, claro, de tus elecciones videojueguiles.

    Y es que me he encontrado una de cal y otra de arena o, mejor dicho, dos de cal y dos de arena. Aún no he podido probarlos, pero en verano seguramente les dé el tute que se merecen esos dos juegazos que son Arkham City y el nuevo Deus Ex.

    Sin embargo, los dos que sí he probado no me han convencido: Portal 2 y El Shaddai. A Portal 2 le estuve echando un par de horas (no había jugado al primero) y debo decir que es un juego que no encaja con mis preferencias videojueguiles y que, si me apuras, no puedo entender como ha armado tanto revuelo y encabeza muchísimas de esas listas de fin de año de mejores videojuegos de 2011. El planteamiento es atractivo, pero la ejecución no me convence ^^U.

    De El Shaddai casi que puedo decir lo mismo: artísticamente llamativo a más no poder, pero me pareció limitadillo en cuanto a su sistema de combate, o bien cansino en su desarrollo. Esto ya no sé si es cosa mía, pero tras una horita jugando al juego, acabé mareado perdido xD.

    En fin, subjetivo y no discutible, pero me apetecía soltar mi opinión ;).

    Un abrazo y feliz año, amigo mío.

    ResponderEliminar
  2. En primer lugar, feliz año a ti también.

    De Batman y Deus Ex no comentaré nada, pues no han causado controversia. De los otros dos sí que comentaré alguna cosa.

    - Portal 2: Remarco el hecho de que es una obra maestra en cuanto a diseño, al igual que lo fue el primer Portal. Es obligatorio jugar una segunda pasada con los comentarios de los desarrolladores activados para darse cuenta de hasta qué punto está bien diseñado: por qué las cosas están en un sitio y no en otro, cómo se introducen dinámicas nuevas que más adelante deben dominarse, cómo se anticipan los plantamientos de los jugadores... Para alguien que tiene ciertos conocimientos sobre el funcionamiento del aprendizaje humano es toda una delicia.

    A esto le sumo el hecho de que es uno de los pocos juegos que me parecen verdaderamente genuinos (¡y eso que es una secuela!). No es la típica historia de salvar el mundo, no hay buenos ni malos (más bien están todos un poco locos) ni se desvelan todos los misterios al final (como tiene que ser, pues de lo contrario la imaginación del jugador no tendría cabida). Su argumento es cómico y disparatado. El propio juego no se toma muy en serio a sí mismo, lo cual es de agradecer en estos tiempos en los que los juegos pretenden ser grandilocuentes experiencias cinematográficas y dejan un poco de lado el componente fundamental: la diversión.

    Entiendo que no a todo el mundo le gustan los juegos de puzles y que, sin jugar al primer Portal, es difícil dejarse atrapar por el mundo de Aperture Science, pero creo que el revuelo que ha armado está plenamente justificado. Te animo a que le des otra oportunidad (el nivel mejora considerablemente tras el final del capítulo 5). Es más, te animo a que juegues a Portal, a que leas el cómic "Lab Rat" (que enlaza lo sucedido al final de Portal con el inicio de Portal 2) y que luego empieces con Portal 2. Conociendo el mundo de Aperture Science, Portal 2 se disfruta infinitamente más. Y no dejes pasar el cooperativo, porque es una gozada.

    - El Shaddai: Lo incluyo más por la estética que por la jugabilidad. Me gusta ese estilo excéntrico y psicotrópico. En cuanto a jugabilidad está claro que no es Bayonetta. No obstante, me sorprendió gratamente descubrir la importancia del timing. Los mejores movimientos se consiguen pulsando el botón de ataque a un ritmo determinado, como si se tratase de un juego musical. Me parece una dinámica interesante que combina muy bien con la dinámica del juego.

    -----
    En fin, mis argumentos ya estaban escritos en el texto. Sencillamente quería desarrollar un poco más estos puntos por si te ayudan a comprender mejor mi opinión. Pero me parece muy bien que no la compartas. Cada uno tiene sus opiniones y sus preferencias. No siempre se puede coincidir en todo XD

    ResponderEliminar

Los comentarios serán moderados antes de ser publicados.