14 de octubre de 2009

[Videojuegos] Impresiones de la demo de "Axel & Pixel"


Ya está disponible en Xbox Live Arcade esa curiosa aventura gráfica desarrollada por 2K Games (a través de Silver Wish Games) llamada "Axel & Pixel". Al igual que otras grandes desarrolladoras como LucasArts (que nos trajo el más que notable "Lucidity" hace poco), 2K se apunta a esa admirable moda de compaginar los grandes juegos de presupuesto millonario con juegos descargables de presupuesto mucho más modesto cuyas mayores bazas son la originalidad y el cuidado apartado artístico. Como ocurre con todos los juegos de XBLA, desde el mismo día de su lanzamiento tenemos a nuestra disposición una versión de prueba con algunos niveles de "Axel & Pixel" para hacernos una idea de lo que nos ofrecerá el juego en su versión completa. Veamos qué nos dice esta versión de prueba sobre este interesante juego.

Nuestros protagonistas son el pintor Axel y su perro Pixel, que viven en una casita en mitad de la montaña. La montaña está completamente cubierta de nieve, de forma que Axel y Pixel están relativamente aislados en su refugio. Adormecidos por la melodía de un viejo tocadiscos accionado por una rata de aspecto siniestro, tanto el pintor como su fiel perro viajan al mundo de los sueños. Una vez en dicho mundo, Axel y Pixel tendrán que encontrar a la malvada rata (ahora transmutada en una criatura mucho más grande y siniestra), pues ella es la única que tiene la llave para volver al mundo real. Nuestra tarea a lo largo de los diferentes niveles será garantizar el paso de nuestros protagonistas de forma que puedan perseguir y alcanzar a la rata, que siempre nos espera al otro extremo del nivel burlándose de nosotros.

A nivel jugable, quizá no sea del todo apropiado definir este juego como aventura gráfica. Si bien su mecánica puede recordar a la de las aventuras point & click, en "Axel & Pixel" carecemos de otros elementos básicos en este tipo de juegos, como puede ser el inventario. En este juego la interactuación con los objetos es mínima, ya que no podemos cogerlos ni guardarlos. Únicamente nos limitamos a mover el cursor por el escenario del nivel en el que nos encontremos en ese momento para poner en marcha unas acciones que ya están predeterminadas. Por supuesto, la primera consecuencia de esta mecánica es bastante obvia: la dificultad del juego no va a ser especialmente elevada. Por lo visto en la demo, los escenarios se pueden resolver fácilmente. Es más, incluso se pueden resolver sin apenas razonamiento, únicamente moviendo el cursor por la pantalla y pulsando el botón de acción cuando podamos interactuar con algún objeto. A pesar de todo, en cada nivel disponemos de un máximo de tres pistas, a las que podemos acceder pulsando un botón en caso de que lo estimemos necesario.

Evidentemente, nos encontramos ante un juego fácil y asequible, apto para todas las edades (incluso para los más pequeños de la casa). No obstante, hay que tener en cuenta que la jugabilidad no es su principal baza. Lo que más destaca de "Axel & Pixel" es su precioso apartado artístico, que conjuga de forma muy acertada gráficos de corte realista con gráficos parecidos a dibujos animados. Los fondos de los escenarios son de gran belleza y realismo, mientras que nuestros dos protagonistas (así como su enemiga, la malvada rata) muestran un cierto estilo cartoon. Ese contraste tan marcado resulta muy agradable a la vista, de forma que el juego es toda una delicia en ese sentido. Además, cada nivel está acompañado por una melodía tranquila y sugerente que invita a disfrutar de la experiencia. Esto nos ayuda a deleitarnos en la observación de los escenarios (todos inspirados en entornos naturales), lo cual es muy importante para poder encontrar todos los extras secretos que esconde el juego, como los huesos de Pixel que están esparcidos aquí y allí y los lugares que inspirarán a Axel a realizar un boceto.

Los niveles del juego están divididos dependiendo de la estación del año en la que transcurren, siendo la primavera el primero de ellos. En la demo podemos probar 3, aunque la versión completa del juego cuenta con muchos más, llegando a los 24. Hay que puntualizar que no todos siguen la misma mecánica, ya que, aunque el planteamiento general es el de una aventura point & click "simplificada", en algunos momentos nos encontraremos secuencias de botones al más puro estilo quick time event (aunque de escasa dificultad), así como diversos minijuegos. Tenemos tres minijuegos: el del goblo, el del bote y el del coche, siendo este último el que nos permite jugar la versión de prueba. Se trata de un minijuego de scroll lateral en el que tendremos que recorrer un paisaje montañoso montados en un todoterreno y tratando de evitar caer en los precipicios que se abren a nuestros pies. Soprende muchísimo el cuidado sistema de físicas del coche, ya que la aceleración con la que realicemos los saltos y la inclinación con la que aterricemos nuestro vehículo son vitales para poder llegar a la meta. En ese sentido, este minijuego recuerda mucho a otro juego de XBLA con un sistema similar: un juego de motos llamado " Trials HD".

Al contrario que "Lucidity", el juego de LucasArts del que hablábamos al principio y que llegó a XBLA la semana pasada, "Axel & Pixel" está traducido al castellano (al menos los menús y las diversas pistas, pues nuestros personajes no hablan, sino que únicamente emiten unos cómicos ruiditos), lo cual es de agradecer. Su precio es el habitual en XBLA: 800 Microsoft Points. En conclusión, "Axel & Pixel" es un juego sencillo y divertido, apto para cualquier tipo de jugador (independientemente de su edad y de sus experiencias previas con el género de las aventuras gráficas) y con un apartado artístico realmente bonito. Sin duda, todo poseedor de una Xbox 360 debería darle una oportunidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios serán moderados antes de ser publicados.