9 de abril de 2010

[Videojuegos] Análisis de "Geometry Wars Retro Evolved 2"


Incluso los mejores juegos pueden acabar aburriéndote tras haberlos jugado muchas veces. Pocos son capaces de mantener el interés del jugador de forma indefinida, ofreciendo una promesa de diversión infinita y reto constante. No me cabe duda: "Geometry Wars Retro Evolved 2" es uno de estos juegos. Heredero del espíritu arcade de viejos clásicos atemporales como "Asteroids", "Geometry Wars Retro Evolved 2" pertenece a una saga con varias entregas que ha pasado por distintas consolas hasta alcanzar una forma refinada casi perfecta en Xbox 360. La vistosidad y la sencillez son su tarjeta de visita, conformando un juego tremendamente atractivo en el apartado visual, aunque su verdadero interés radica en su jugabilidad: la jugabilidad de un arcade de habilidad de la vieja escuela que pone en juego tanto nuestras capacidades perceptivas y atencionales como nuestra coordinación manual y nuestra velocidad de respuesta. Jugarlo es fácil; dominarlo es un reto interminable. Un millón, cinco millones, diez millones, treinta millones de puntos... nunca estarás satisfecho con tu puntuación. "Geometry Wars Retro Evolved 2" es puro vicio arcade.

En este juego controlamos a una pequeña nave geométrica que puede desplazarse por un malla en forma de rectángulo en 2D. Infinidad de formas geométricas enemigas, cada una con su comportamiento particular, saldrán a nuestro encuentro para tratar de derribarnos. Con el stick izquierdo nos desplazaremos, mientras que con el stick derecho dispararemos a nuestros perseguidores. Es importante comentar que desplazamiento y disparo son independientes, pues ambos controles abarcan los 360º posibles en el stick sin verse limitado el uno por el movimiento del otro. Puedes avanzar trazando curvas hacia un lado mientras tus disparos se dirigen hacia el lado contrario sin ningún impedimento. En caso de emergencia disponemos de una bomba, un mecanismo que barrerá todo el escenario de enemigos expandiéndose desde nuestra posición. Este mecanismo tan potente está obviamente limitado. Cada enemigo al que hacemos volar por los aires deja caer unas pequeñas gemas que debemos recoger y que ejercen como multiplicadores, aumentando los puntos que recibimos por enemigo destruido. Sobre esta sencila base se edifica la jugabilidad de "Geometry Wars Retro Evolved 2", que varía sutilmente en los diferentes modos de juego sin restar ni un ápice de diversión.


Seis son los modos de juego. "Límite" te permite jugar a contrarreloj durante un tiempo de 3 minutos con un número infinito de vidas. "Rey" limita el espacio en el que podemos usar nuestro disparo a unas pequeñas zonas circulares que van apareciendo y despareciendo a lo largo del escenario, obligándonos a cambiar de zona a zona y dejándonos incapaces de usar nuestras armas fuera de ellas (los enemigos no pueden entrar a las zonas de disparo). "Evolucionado" nos ofrece cuatro vidas y tres bombas y nos reta a resistir lo máximo posible el embate de unos enemigos cada vez más numerosos. En "Pacifismo" nuestra nave no dispondrá de armas mientras nos persiguen los enemigos, por lo que la única forma de destruirlos será atraerlos hacia las puertas luminosas que se encuentran dispersas por el escenario y que, al atravesarlas, provocan una explosión. "Oleadas" nos obligará a resistir formaciones horizontales y verticales de enemigos que recorren el escenario de un extremo a otro. Finalmente, "Secuencia" nos invita a superar 20 niveles, cada uno con sus propias reglas y con una dificultad que crece exponencialmente de uno a otro.

El multijugador permite hasta cuatro jugadores en una misma consola, aunque no soporta juego online, quedando las opciones de conectividad limitadas a compartir nuestros marcadores con los demás usuarios de Xbox Live. Si echamos un vistazo a dichos marcadores nos encontraremos con una puntuaciones de dimensiones realmente colosales.


Visualmente, nos encontramos con un atractivo espectáculo de luces de neón en movimiento con unos efectos fantásticamente recreados (la estela que deja nuestra nave, el efecto de expansión de las bombas, las explosiones que comban la malla que forma el escenario...). En el apartado sonoro tenemos unas melodías algo repetitivas, pero agradables y pegadizas. En cuanto a la duración del juego, lo más justo es decir que es prácticamente infinita. "Geometry Wars Retro Evolved 2" difícilmente te aburrirá y su creciente dificultad asegura que cada vez que juegues superes tus límites y aspires a nuevos y más elevados retos. Si además juegas con alguien a tu lado, los piques pueden alcanzar magnitudes épicas (como bien puede atestiguar mi humillado ego tras las partidas compartidas con mi hermana). Para terminar, los adictos a los logros se van a encontrar con algunos logros realmente endiablados que requieren una habilidad al alcance de muy pocos además de la intervención de la suerte.

"Geometry Wars Retro Evolved 2" se encuentra en oferta esta semana en el Bazar de Xbox Live a un precio de 400 Microsoft Points (aunque sólo para suscriptores Gold). ¿Merece la pena hacerse con él? La respuesta es un rotundo sí. Si lo que buscas son horas y horas de puro vicio, éste es tu juego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios serán moderados antes de ser publicados.