17 de junio de 2016

[Videojuegos] Análisis de Enslaved: Oddysey to the West

Esta entrada se publicó originalmente en el foro de ultimonivel.net el 23 de septiembre de 2011


Ayer terminé Enslaved: Odyssey to the West. Muy corto, pues me ha durado unas siete u ocho horas, pero también muy satisfactorio pese a sus puntos negativos.

Aunque quizá no llega al nivel de carisma del Príncipe y Elika, la pareja protagonista de Enslaved, Monkey y Trip, es fantástica. El diseño de estos personajes me parece muy original, sus animaciones y expresiones faciales son geniales y su doblaje al castellano es realmente bueno. Monkey y Trip mantienen una relación muy curiosa a lo largo del juego y siempre consiguen que te quedes con ganas de saber más sobre ellos y sobre su mundo.

El argumento del juego, sin ser ninguna maravilla, resulta lo suficientemente atractivo como para llegar al final, aunque es cierto que tarda bastante en arrancar. El juego se podría dividir perfectamente en tres partes y la primera es la más lenta y tediosa. Una vez superada esta parte el resto del juego ofrece mucha más variedad. No obstante, las preguntas que se plantean no encuentran respuesta hasta el final mismo del juego. Sinceramente, a mí el final me pilló completamente por sorpresa y me dejó muy buen sabor de boca.

No obstante, creo que el punto más fuerte de Enslaved es su diseño artístico. Los escenarios son tremendamente detallados, coloridos y muy variados. Quizá técnicamente no sean excelentes, pero la originalidad y la variedad, unidas a su gran diseño artístico, los convierten en todo un regalo para la vista. En ese sentido, Ninja Theory hizo un gran trabajo.

Como decía al principio, el juego tiene sus aspectos negativos. Aunque hay que alabar la intención de crear distintas situaciones para generar variedad y evitar la repetición, en el aspecto jugable algunas cosas son bastante mejorables. Los escenarios son completamente lineales y guiados. Las fases de plataformeo prácticamente se juegan solas, pues lo único que hay que hacer es pulsar el botón de saltar en los puntos en los que puedes agarrarte (que además brillan, para que no te pierdas). Quizá al juego le hubiese venido bien meter algo de exploración en estas fases, porque quedan ridículamente fáciles.

Por otro lado, esto se compensa con el combate, que no es especialmente profundo y puede resultar limitado, pero resulta entretenido. Tienes la posibilidad de ir mejorando tu equipo y de desbloquear nuevos movimientos, por lo que mejora un poco a medida que avanzas en el juego. Hay algunos puzzles, por lo general bastante sencillos, en los que Trip y Monkey tienen que colaborar para encontrar la solución. También hay alguna fase con vehículos, algún momento shooter, alguna carrera e incluso algo de sigilo en el que puedes evitar a los enemigos sin que te detecten. Todo bastante simple, pero se agradece que el juego sea algo más que saltar y pelear.

Como algo verdaderamente negativo destacaría la posición de la cámara durante los combates, que muchas veces no te deja ver bien lo que está pasando. Además hay pocos alicientes para rejugar el juego una vez lo terminas. Finalmente, también he visto un par de bugs que me han hecho reiniciar la partida desde el último punto de control en dos ocasiones. Que uno de los jefes finales se quede corriendo contra una pared sin que puedas matarlo y que Monkey se caiga de una plataforma y se quede suspendido en mitad de la nada me parecen fallos gordos.

En resumen, se podría decir que jugablemente se queda corto en varios aspectos. Por otro lado es muy cinematográfico y tiene unos personajes protagonistas carismáticos, una historia interesante (que sin embargo no acaba de despegar hasta la mitad del juego) y un apartado artístico sobresaliente. La banda sonora es muy buena y el doblaje es aún mejor. Me parece un intento notable por parte de Ninja Theory por hacer un juego bonito y variado con una historia propia. Genial la colaboración de Andy Serkis, que no sólo dobla a Monkey en la versión original, sino que también aparece en el juego de una forma bastante inesperada. Me encanta este hombre.

Pese a todos esos aspectos negativos comentados, el juego merece una oportunidad. Al menos yo no me arrepiento de haberme hecho con él, teniendo en cuenta el precio al que está ahora mismo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios serán moderados antes de ser publicados.