2 de marzo de 2009

[Videojuegos] Impresiones de la demo de "Art of Murder 2: Hunt for the Puppeteer"


Con bastante retraso respecto a la previsto traigo mis primeras impresiones sobre la demo de este juego, que se encuentra disponible desde hace ya bastantes días. De hecho, el propio juego ya se encuentra a la venta (y en perfecto castellano, tanto voces como textos, mientras que en la demo nos encontramos con las voces en inglés... y los subtítulos en un idioma que parece polaco, aunque dado mi desconocimiento acerca de dicha lengua no me atrevería a afirmarlo con seguridad).

La demo nos ofrece lo que parecen ser los primeros momentos de esta aventura gráfica para PC, que parte de un planteamiento de lo más interesante. Lo primero con lo que nos encontramos es una escena cinemática en la que un grupo de SWAT de lo policía irrumpe en un almacén abandonado. Lo único que encuentran es un cadáver colgado del techo por unos cables metálicos, como si se tratase de una siniestra marioneta.


No nos encontramos ante una escena cinemática que destaque especialmente por su espectacularidad o su calidad técnica, pero cumple perfectamente con su cometido, que no es otro que despertar el interés del jugador de cara al juego que está a punto de comenzar.

Después de la escena que acabamos de comentar comienza la demo propiamente dicha. En ella encarnamos a la protagonista del juego, una agente del FBI llamada Nicole Bonnet (la misma que protagonizó la entrega anterior de este juego, titulada "Art of Murder: FBI Confidential"). Nicole se encuentra en París, donde colabora de forma extraoficial en la investigación de un curioso caso de asesinato. La víctima es una bailarina que ha sigo colgada de una pared mediante unos cables metálicos, de nuevo como si se tratase de una marioneta. No hay ningún rastro de sangre en la escena del crimen. La única prueba es una muñeca antigua vestida al estilo del siglo XVII.


Sin embargo, Nicole sospecha que algo se le ha pasado a la policía francesa y decide ponerse a investigar por su cuenta. Seremos nosotros como jugadores los encargados de ir progresando en la investigación de esta escena del crimen (la única incluída en la demo). Para ello debemos hacernos con diversos objetos, ya que al principio Nicole únicamente contará con una cámara de fotos con la que tomar instantáneas de las pruebas, una agenda y un teléfono móvil. Todos los objetos irán a parar a nuestro inventario, que se encuentra en la barra de la parte inferior de la pantalla y resulta fácilmente accesible en todo momento.

La interactuación con los objetos del escenario también resulta muy sencilla. Con el botón derecho del ratón indicamos a Nicole que observe el objeto, mientras que con el botón izquierdo le indicamos que lo coja. Sin embargo, no debemos olvidar que nos encontramos en la escena del crimen y tenemos que pensar como un agente del FBI. No podemos ir trasteando por ahí y dejando nuestras huellas dactilares por todas partes, pues estaríamos contaminando la escena. Por lo tanto, nuestro primer paso será hacernos con un equipo improvisado de investigación: unas sencillas fundas de plástico pueden servir para recoger las pruebas sin dejar huellas, el polvillo de una mina de lápiz machacada puede servir para sacar a la luz una huella escondida, etc.

La dificultad no es muy elevada, pero los puzzles son lógicos y realistas, a la par que ingeniosos. Además, a medida que vayamos descubriendo nuevas evidencias en la escena, sobre todo aquellas que sean pruebas clave, se nos mostrarán unas breves escenas a modo de flashback (muy en la línea de series como "CSI") que reconstruyen los movimientos que realizó el misterioso asesino.

En cuanto a gráficos no nos encontramos con ninguna maravilla. Al igual que en la escena cinemática del inicio de la demo, los gráficos son correctos, pero no destacables. El modelado de los personajes es sencillo y los fondos están prerrenderizados. Gráficamente es un juego correcto, pero nada más, aunque debemos tener en cuenta que el principal pilar de este juego no se encuentra en su atractivo gráfico, sino en la interesante trama que presenta. También es cierto que el escenario que investigamos en la demo es excesivamente sencillo y sobrio, pero es de esperar que más adelante a lo largo del juego encontremos escenarios mucho más complejos y vistosos.


Finalmente, habría que destacar un detalle curioso de la demo que afecta directamente a la jugabilidad. Nos encontramos ante una aventura gráfica estilo point & click. En todo momento tendremos nuestro puntero en pantalla (que tiene forma de ratón) para desplazarlo sobre los objetos e interactuar con ellos. Sin embargo, al contrario que en otras aventuras en las que la forma del puntero cambia claramente al pasar por encima de un objeto con el que se puede interactuar, en este juego el puntero apenas cambia, sino que únicamente muestra un icono pequeñito en forma de ojo a la derecha (mirar) y otro en forma de mano a la izquierda (coger). Es fácil que al pasar al puntero rápidamente por alguna zona se nos pase que se puede interactuar con ella. La poca diferenciación entre estas "zonas activas" y el resto del escenario también difuculta que podamos localizarlas con facilidad.

Obviamente, si esas "zonas activas" fuesen demasiado fáciles de localizar el juego no tendría ninguna dificultad y todo el entretenimiento que proporciona la investigación desaparecería. Sin embargo, al ser tan difíciles de localizar en ocasiones, es fácil que el jugador se atasque y no pueda avanzar por el mero hecho de que ha olvidado coger un objeto sencillamente porque no lo ha visto. Al parecer, los desarrolladores del juego, conscientes de este hecho, han añadido un botón de ayuda en el menú. Cada vez que pulsemos este botón se nos mostrarán todos las zonas del escenario con las que podemos interactuar mediante la aparición de un icono con forma de interrogación sobre ellas. A mí personalmente no me parece un método apropiado para solucionar el problema. Claro que el jugador puede optar por no utilizarlo en ningún momento, pero el hecho de tenerlo ya supone una tentación, especialmente en los momentos en los que no consigamos avanzar en los puzzles. No obstante, aquellos que no estén acostumbrados a las aventuras gráficas encontrarán en él una gran ayuda que disminuirá en gran medida la dificultad del juego.

Como conclusión, únicamente me queda decir que se trata de un juego normalito con un planteamiento bastante interesante. Gustará mucho a aquellos que disfruten con los juegos de investigación y con las historias policiacas, aunque no aportará demasiado a los jugadores que busquen una aventura gráfica exigente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios serán moderados antes de ser publicados.