25 de septiembre de 2009

[Series] Castle


No puedo negarlo. Estoy prendado de Nathan Fillion, al que considero uno de los mejores actores televisivos (por no decir el mejor) de la actualidad. Tras su delirante papel de Captain Hammer en "Dr. Horrible´s Sing-Along Blog" y su sobresaliente actuación como Malcolm Reynolds, el capitán de la nave Serenity en "Firefly", sabía que este polifacético actor tenía un gran futuro por delante. Por desgracia, la suerte no le había acompañado hasta ahora. Las series en las que actuaba (como la propia "Firefly") eran canceladas a pesar de su innegable calidad tras su primera temporada. No obstante, parece que al fin le ha llegado el merecido éxito con su última serie: "Castle", una original propuesta que mezcla el género policíaco con la comedia.

La primera temporada de "Castle" ha sido emitida íntegramente en España a través del canal AXN (que se puede ver a través de múltiples plataformas digitales). Esta temporada está formada por diez episodios de alrededor de cuarenta minutos cada uno y es una auténtica gozada. Diversión y orignalidad: esas son las claves de esta serie. "Castle" es una serie sencilla, sin demasiadas pretensiones, que consigue entretener al espectador y hacerle soltar una carcajada de vez en cuando. ¿Qué más se puede pedir?


Nathan Fillion interpreta a Richard Castle, un multimillonario y excéntrico escritor de novelas de misterio que se ha hecho tremendamente famoso gracias al personaje protagonista de sus libros: Derrick Storm. Sin embargo, cansado del personaje y falto de inspiración, Castle dedice matarle en su último libro a pesar de los consejos de sus editores y sus compañeros de profesión. Mientras celebra el lanzamiento de la última obra protagonizada por Derrick Storm, la inspectora de policía Kate Beckett (interpretada por la guapísima Stana Katic, a quien vimos en películas como "The Spirit" o "007 Quantum of Solace") acude en busca de Castle. Al parecer, un siniestro imitador está cometiendo asesinatos de la misma forma en que él los describe en sus libros. Tras colaborar con Beckett en la resolución del caso del imitador, Castle decide quedarse a su lado para "documentarse" y así desarrollar un nuevo personaje para sus libros que se inspirará en ella: Nikki Heat.


Pero "Castle" es una serie policíaca diferente. En primer lugar porque en ella es primordial el sentido del humor (en ocasiones con ciertos toques de humor negro, como a mí me gusta). Richard Castle es un personaje perfectamente caracterizado que derrocha toneladas de ingenio en cada uno de sus comentarios. Es un millonario caprichoso que está "jugando" a ser policía, lo que le valdrá más de un choque con la inspectora Beckett, una policía de la vieja escuela con poca tolerancia a las bromas. Hay un continuo tira y afloja entre ambos personajes que nos garantiza descacharrantes diálogos y situaciones cómicas, pero sin caer en los típicos clichés románticos que tanto abundan en series de este estilo. Hay una evidente tensión sexual entre Castle y Beckett, pero no hay nada de romance (lo cual es de agradecer).


Además, "Castle" cuenta con un plateamiento diferente al de otras series policíacas como "CSI" y derivados. Mientras que las series de este género se basan en la consecución de las pruebas, en "Castle" cada caso se investiga como si fuese la historia de una novela. Tantos años escribiendo sobre crímenes le han otorgado grandes conocimientos sobre el tema a nuestro escritor, que siempre anda tratando de reconstruir la historia que había detrás del crimen. De esta forma, lo que nos encontramos en cada capítulo de "Castle" no es una investigación normal y corriente, sino un curioso repaso por los tópicos clásicos de la novela noir; a saber: el primer sospechoso nunca es el culpable, toda investigación debe contar con un par de giros inesperados, cada asesinato esconde una historia retorcida, etc.

No obstante, en algunas ocasiones esta concepción novelesca se encuentra cara a cara contra la dura realidad. Como dice Beckett en una ocasión: "un policía no decide cómo acaba la historia". Estas situaciones nos muestran el lado más humano de la serie, enriqueciendo a los personajes con unos pequeños toques de dramatismo. A pesar de ello, "Castle" es principalmente una comedia y en esto influye mucho el papel de los personajes secundarios, como la madre y la hija de Richard Castle. Martha, la madre de Castle, es una vieja actriz venida a menos y aficionada a la bebida que perdió todo su dinero y tuvo que recurrir a su hijo. Su nieta Alexis, la hija de Castle, es una joven estudiosa y tremendamente responsable que ofrece el contrapunto perfecto a su infantil y caprichoso padre. Los tres forman una familia bastante peculiar a la que iremos conociendo poco a poco entre investigación e investigación.


Aunque tenemos varios secundarios memorables, los personajes principales siguen siendo Castle y Beckett. El primero es el alma de la serie y la principal fuente de carcajadas y ocurrencias disparatadas. Además de la perfecta interpretación de Nathan Fillion, el doblaje castellano del personaje contribuye mucho a acentuar el toque cómico (el doblador de Castle es el mismo que dobla a Fry en "Futurama"). Respecto a Beckett, además de ser el personaje complementario de Castle, oculta un pasado doloroso que nuestro escritor tratará de descubrir usando todos sus recursos. Al principio para crear a su personaje de Nikki Heat, pero después por motivos mucho más personales, convirtiéndose en el gran misterio de la serie. Aunque es difícil compartir pantalla con ese fenómeno que es Nathan Fillion, Stana Katic está igualmente fantástica y demuestra que se desenvuelve con facilidad en todo tipo de registros, desde la comedia al drama.

Como toda serie que se precie de serlo, "Castle" consigue divertir al espectador y dejarle con ganas de más. No deja de ser una serie ligera, para pasar el rato, pero que se disfruta muchísimo. Por suerte para aquellos que esperamos una segunda temporada, la cadena abc (cadena en donde se emite la serie en USA) ha anunciado recientemente que tendremos una continuación muy pronto. Parece que Castle ha venido para quedarse.

5 comentarios:

  1. Pues al Final si que hay romance....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ten en cuenta que cuando se escribió esta entrada del blog sólo se había emitido la primera temporada de Castle.

      Eliminar
    2. ademas era un paso bastante logico dentro de 4 años juntos....y por todo lo que han pasado los personajes...aun asi la serie no afloja...

      Eliminar
    3. durante estas primeras temporadas , he estado muy conmobida al ver en accion a castle , para mi es un escritor de primera , y define muy bien a Nikki Heat .

      Eliminar
    4. para mi castle es un gran novelista , y escritor porque tengo uno de sus libros se titula: aumenta el calor y estoy asombrada al ver que define muy bien a Nikki Heat .
      Me gustaria que lo leyera yo me he inspirado mucho con la serie .

      Eliminar

Los comentarios serán moderados antes de ser publicados.