23 de diciembre de 2011

[Manga] Reseña de "Remember" y "Orange", de Benjamin

Las corrientes mayoritarias condicionan los trabajos de muchos artistas. Después de todo, son las editoriales las que deciden qué cosas se publicarán y qué cosas permenecerán olvidadas en un cajón o en la carpeta de dibujos de un artista anónimo. Las obras de temáticas que están de moda o que resultan próximas a las corrientes mayoritarias encontrarán mayores facilidades para ser publicadas y alcazarán una mayor difusión. Esto se hace especialmente notorio en el mundo del cómic oriental. Si volvemos nuestra atención hacia oriente no tardaremos en darnos cuenta de que los artistas gráficos forman parte de una poderosa maquinaria comercial que mueve ingentes cantidades de dinero. El manga japonés, el manhwa coreano y el manhua chino constituyen un negocio muy competitivo en el que cuesta mucho hacerse un hueco sin contar con el apoyo de las grandes editoriales. No es de extrañar, por tanto, que cada cierto tiempo aparezcan autores desencantados con esta situación cuyas obras parecen ir a contracorriente o resultan sugestivamente underground. Una de estas voces discordantes dentro del mercado del manhua chino es la del autor conocido como Benjamin.

EL AUTOR

Benjamin es el nombre artístico de Zhang Bin, dibujante e ilustrador chino nacido en 1974. Comenzó su carrera como artista conceptual en el mundo de la moda, aunque no tardó mucho en centrar sus esfuerzos en el manhua. Tuvo varios trabajos puramente alimenticios mientras viajaba de Pekín a Tianjín buscando editor que publicase sus obras. En un determinado momento incluso participó en la creación de un taller de ilustración publicitaria de breve trayectoria. En mayo de 2000 se publicó en China la obra que le dio a conocer al público: "Flores desconocidas de verano". La buena acogida de esta obra le permitió publicar otros trabajos como "El Comisario SENA" y "La paloma sobrevuela el silencio" (todas ellas inéditas en nuestro país). La consolidación de su estilo llegó en 2002, cuando sustituyó la técnica de dibujo tradicional por el uso del ordenador. De esta época datan "One Day" (2002), "Remember" (2004), "Orange" (2006) y "Savior" (2010), su última obra en solitario. Sólo "Remember" y "Orange" han sido publicadas en España. Por otro lado, el trabajo de Benjamin dentro del mundo del manhua no hizo que descuidase su faceta de ilustrador, que le ha llevado a realizar trabajos tan dispares como carteles de cine, ilustraciones para revistas y portadas de discos ("Vous remercier" de la cantante francesa Jena Lee). Recientemente también ha realizado algunas portadas para Marvel Comics, concretamente para las series "Nuevos Mutantes" y "X-Men Orígenes: Emma Frost".

REMEMBER


"Remember", publicada en España por Ediciones Glénat dentro de la colección Pop Corn en 2007, supuso la presentación de la obra de Benjamin en el mercado español. En realidad se trata de una recopilación de dos historias manhua ("Nadie es capaz de volar, nadie es capaz de recordar" y "El verano de aquel año") más una selección de ilustraciones titulada muy apropiadamente "Un mundo de colores". Dichas ilustraciones aparecen comentadas por el autor, que también incluye algunos breves ensayos y apuntes dispersos sobre diversos temas.

"Nadie es capaz de volar, nadie es capaz de recordar" es una historia de trazo sencillo y luminoso en la que se muestran algunos de los temas habituales sobre los que orbita el trabajo de Benjamin: la confusión de la adolescencia, las relaciones imposibles, la pérdida irreparable y la naturaleza del auténtico arte. El protagonista masculino es un artista de cómic frustado y desencantado con el mundo que trata a las mujeres como objetos (hasta el punto de que llega a rozar peligrosamente el maltrato). Por otro lado, la protagonista femenina es una chica alegre y llena de ilusiones que se enamora de un hombre que no le corresponde, que apenas muestra ninguna emoción por ella y que le dispensa un trato horrible. Su rica vida interior contrasta y choca fuertemente con la del artista, incapaz de sentir algo genuino y, por tanto, incapaz de crear auténtico arte. La relación imposible entre ambos protagonistas es el motor de la historia y el autor la usa para mostrar lo difícil que es crear una obra artística que resulte inspiradora sin basarse en la vida real, la inspiración última y definitiva.


Mientras que "Nadie es capaz de volar, nadie es capaz de recordar" es una obra de trazo delicado y colores claros, "El verano de aquel año" es todo lo contrario. El estilo de esta segunda historia se basa en un trazo grueso y quebrado, oscuro y casi monocromático. Aunque aparecen algunos elementos de la historia anterior (el artista frustrado, la juventud perdida, la relación imposible), el tono y la dinámica son algo distintos. "El verano de aquel año" es casi un slice of life acerca de un pequeño grupo de alumnos de un instituto de bellas artes, con una conclusión mucho más agridulce que la de la historia anterior.

Finalmente, "Un mundo de colores" recoge una serie de ilustraciones realizadas con el ordenador para diversos medios entre 2002 y 2004. Se trata de una excelente selección de trabajos que muestra el amplio abanico de estilos de Benjamin y lo flexible y camaleónica que es su técnica de dibujo digital. Las chicas de toda clase, desde las más realistas a las más absolutamente idealizadas e imposibles, son las principales protagonistas de esta selección de ilustraciones.

ORANGE


"Orange", editado en su colección Pop Corn por Ediciones Glénat también en 2007 (aunque lamentablemente ahora se encuentra descatalogada), recoge una sola historia manhua que da título al tomo, así como otra pequeña selección de ilustraciones. De mayor extensión y un acabado mucho más pulido, "Orange" quizá sea el trabajo más representativo de la personalidad de Benjamin. Ya en la contraportada nos indican que esa historia fue rechazada varias veces por los editores, que la consideraban demasiado deprimente. Los temas que trata son los mismos que las historias anteriores, aunque llevados mucho más al extremo: adolescencia enfermiza, amor, alcohol, desesperación y suicidio.

La protagonista de la historia, una chica adolescente llamada Orange, se encuentra sumida en el torbellino de emociones contradictorias propias de su edad. Se siente sola y el hecho de estar rodeada de amigas no hace más que incrementar su sensación de soledad. Vive casi por obligación, siguiendo unas normas sociales que no le gustan y tansgrediendo dichas normas una y otra vez únicamente para sentirse viva. Su cuerpo es el de una mujer adulta, pero su corazón aún es el de una niña. Orange no cree en nada ni confía en nadie y alberga la férrea convicción de que el mundo mismo se sustenta en un engaño. Desencantada y completamente perdida, coquetea con la idea del suicidio.

Es en ese momento cuando se cruza con un joven llamado Dashu al que nada parece importarle. Artista fracasado y sin trabajo, Dashu se pasa el día fumando y bebiendo. Siempre lleva la misma ropa y cada noche se arrastra a duras penas hasta su casa, borracho como una cuba. Es el hombre menos indicado para Orange, a quien parece ignorar cada vez que se cruza en su camino, y precisamente por eso es el hombre del que Orange se enamora perdidamente.


Se inicia así una enfermiza relación que sólo existe en la mente de Orange y que llevará a la desorientada chica a tratar por todos los medios de llamar la atención del hombre que la ignora. No obstante, de esa malsana relación puede y debe extraerse una conclusión que, lejos del pesimismo reinante en toda la obra, alberga un mensaje de esperanza que hay que saber leer entre líneas. Es necesario comentar que esta historia empieza y acaba de la misma forma: con un suicidio. No es de extrañar, por tanto, que encontrase tantas dificultades para ser publicada.

"Orange" se encuentra un escalafón por encima de las historias de "Remember", tanto por la intensidad dramática como por la calidad gráfica. Benjamin muestra en "Orange" su mejor técnica, que oscila entre un realismo detallista y sucio y una representación casi etérea e idealizada de los personajes. Los trazos intensos, que transmiten una fuerte sensación de movimiento y dinamismo, se acompañan de un uso del color como forma de expresar emociones (colores fríos para representar la tristeza de Orange y colores cálidos para representar el papel de Dashu y su misterioso mundo interior). Una vez más, como en casi toda la obra de Benjamin, la belleza femenina es el centro de todas las atenciones.

Al igual que en "Remember", hay mucho del propio autor en "Orange". Dashu, como los otros artistas y dibujantes frustrados de "Remember", no deja de ser un sosías de Benjamin que muestra la peor faceta de sí mismo. Por otro lado, Orange, como todas las demás chicas de sus obras, se inspira en una muchacha de la que Benjamin estuvo enamorado en el pasado, a la que idealiza y ensalza. Realidad y ficción se mezclan, perdiendo sus límites y proporcionando un aroma de romanticismo y tragedia adolescente.


VALORACIÓN

Hay tres aspectos cruciales a valorar en el trabajo de Benjamin. En primer lugar está el plano artístico, eje fundamental de la obra de este artista gráfico. La técnica y el estilo son dos grandes preocupaciones de Benjamin, que explora diversas soluciones gráficas a la vez que experimenta con las posibilidades que ofrece el dibujo digital. Si bien "Remember" muestra algunos clichés propios del manga japonés, "Orange" se aleja por completo de ellos en busca de una identidad artística propia. De hecho, "Orange" incluso se escapa de las señas de identidad del manhua, acercándose a la BD francesa en algunas ocasiones y convirtiéndose en algo completamente distinto en otras. No hay ninguna duda de que su trabajo continuará evolucionando hacia nuevas formas.

Otro aspecto a valorar es la dinámica de las historias de Benjamin, producto de una personalidad intensa y quizá algo inmadura, que vive aferrada a ideales románticos más propios de la adolescencia que de la madurez. En sus historias, como el propio autor afirma, vierte mucha de su propia experiencia vital. No obstante, también hay una obvia exageración de los sentimientos, una vivencia desmedida que tiene mucho que ver con la adolescencia de sus personajes. De esta forma, sus argumentos se cubren de una pátina de angustia existencial y de tragedia. Se trata del elemento diferenciador que caracteriza las historias de Benjamin. Sin embargo, bajo todo ese pesimismo existe ciertos mensajes de carga mucho más positiva, siempre y cuando el lector sea capaz de extraerlos entre tanta pérdida, depresión y muerte.

Finalmente, el último aspecto a valorar del trabajo de este artista es su representación de la realidad reciente de China, un país cuyo crecimiento económico se encuentra en franco despegue pero que aún conserva importantes deficiencias sociales y culturales. Si los personajes de Benjamin se encuentran perdidos es porque, según el autor, así es como se encuentra la juventud de la China actual. Los jóvenes chinos han estado tanto tiempo obligados a asumir una identidad común que carecen de identidad propia y la única forma que tienen de buscar una es fijándose en estereotipos extranjeros. La suya es una realidad dura no sólo en lo económico, sino también en lo cultural. El negativismo impera entre ellos y sólo los auténticos artistas son capaces de alzar su voz angustiada entre la multitud.


CONCLUSIÓN

Sin duda Benjamin es un autor a seguir. Tanto "Remember" como "Orange" son un buen ejemplo de que existe buen arte más allá de los circuitos comerciales habituales. Concretamente, dentro del poco conocido mundo del manhua es posible que exista más de un ilustrador como Benjamin que aún no ha podido darse a conocer entre el público occidental. Es una lástima que su obra no haya alcanzado mayor difusión en nuestro país, pues podría haber abierto las puertas a otros autores de igual talento que en la actualidad nos resultan completamente ajenos.

2 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho tu reseña. Venía en busca de otras opiniones sobre la obra de Benjamin como parte de algunos de mis artículos. Parece ser que somos de los pocos que hemos escrito sobre el tema en castellano. Mi enhorabuena por un análisis tan bueno. :)

    ResponderEliminar

Los comentarios serán moderados antes de ser publicados.