5 de julio de 2009

[Anime] Especial Satoshi Kon (Parte 2): Perfect Blue

Tras su labor como guionista en "Rosa Magnética", Satoshi Kon se embarcó en la realización de su primer largometraje: "Perfect Blue". Ayudado por su mentor, Katsuhiro Otomo (que actuó como consejero durante la realización de la película), Kon ejerció por primera vez la labor de director, demostrando con su opera prima el gran talento que albergaba. Su interés por mantener el control creativo durante todo el proceso le hizo intervenir en todas las fases de producción de la película: desde la fase de diseño conceptual (el propio Kon dibujó la habitación de la protagonista) hasta la fase de montaje. Esto le llevó a trabajar codo con codo con el estudio Madhouse, llegando a establecer una relación que se prolongaría durante las obras posteriores de Kon.

"Perfect Blue" introduce ciertos elementos que posteriormente se convertirían en los pilares fundamentales del cine de Satoshi Kon. Por un lado tenemos la confusión entre realidad y ficción, entre lo tangible y lo imaginado. Por otro lado tenemos una crítica no excenta de cierta acidez hacia la sociedad japonesa, su hipócrita doble moral y su consumismo exacerbado.


Argumento:

Basada en la novela homónima de Yoshikazu Takeuchi, "Perfect Blue" nos narra un intenso thriller psicológico ambientado en el mundo de las idol singers japonesas. Estas idol singers son chicas jóvenes que se dedican al mundo de la música. En ocasiones no destacan especialmente por sus dotes para la canción o para el baile, sino que únicamente venden imagen. Por ello las agencias que se encargan de ellas suelen proporcionarles una imagen llamativa para atraer al público. La mayoría de las veces esto supone vestirlas con un cierto aspecto "aniñado" para atraer al público masculino.


Mima Kirigoe es una joven que forma parte de un trío de idol singers llamado "Cham", que ha alcanzado un éxito moderado. Sin embargo, la agencia de Mima piensa que debería abandonar el grupo para hacerse un hueco como actriz en el mundo de la televisión y para ello le ha conseguido un pequeño papel en una serie de crímenes y misterio titulada "Doble lazo".

Mima accede a abandonar "Cham" y comienza su nueva carrera como actriz sin conocer lo que esta nueva ocupación le depara. El guionista y el director de "Doble lazo" quieren aprovechar la imagen inocente e infantil de Mima para aumentar el índice de audiencia de la serie, por lo que comienzan a utilizarla en escenas bastante subidas de tono (como una en la que su personaje es brutalmente violado).


Su nueva carrera comienza a cobrarse tributo en la propia Mima, que se ve a sí misma accediendo a rodar ese tipo de escenas y vendiendo su sexualidad de una forma vulgar. A las escenas de la serie se une una sesión fotográfica en la que Mima acaba posando desnuda, lo que termina haciendo que se sienta sucia y miserable.


Pero Mima no es la única que se siente disgustada con el rumbo que ha tomado su vida. Navegando por Internet descubre una página llamada "La Habitación de Mima" en la que alguien escribe haciéndose pasar por ella, contando sus intimidades y rechazando todo lo que se ha visto obligada a hacer por culpa de su trabajo de actriz. Mima comienza a sospechar que hay alguien que la vigila en todo momento, pues muchas de las cosas que se cuentan en "La Habitación de Mima" no podría conocerlas nadie salvo ella misma.


La presión a la que le somete su carrera como actriz, unida a la paranoia y a la obsesión que le hacen pensar que está siendo vigilada comienzan a afectar a la mente de Mima. La joven comienza a ver en todas partes a un hombre misterioso de facciones grotescas y, lo que es más grave aún, comienza a sufrir alucinaciones en las que se le aparece la "verdadera Mima", la Mima que aún sigue siendo idol singer y que rechaza todo lo que está haciendo la "falsa Mima" como actriz. Los límites entre la realidad y la ficción comienzan a desdibujarse y Mima comienza a tener problemas para distinguir entre lo real y las alucinaciones. Incluso comienza a costarle trabajo diferenciar el papel que interpreta en "Doble lazo" de su vida real como Mima Kirigoe. Mientras tanto comienzan a producirse atroces asesinatos en los que las víctimas tenían una clara relación con la nueva carrera de Mima: el guionista de "Doble lazo", el fotógrafo que la retrató desnuda...


En su estado, Mima comienza a dudar de todo. ¿Es posible que ella no sea más que una "falsa Mima" y que la "verdadera Mima" esté tratando de acabar con su carrera? ¿Algún fanático de su carrera como idol singer está furioso por su decisión de convertirse en actriz y por eso ha cometido los crímenes? ¿O acaso ella misma ha perdido el control de su mente y se ha convertido en una asesina?

Personajes principales:

Mima Kirigoe: Una chica de origen humilde que ha conseguido hacerse un hueco en el competitivo mercado de la música. Si bien no destaca especialmente por su talento, su imagen ha conseguido encandilar al público. Se trata de una joven inocente y confiada, ajena a la realidad del mundo en el que vive, en el que a nadie la importa la moral y es el sexo lo que más vende. Tras su falsa seguridad en la decisión de convertirse en actriz se esconden numerosas dudas. Llega un momento en el que Mima sufre una cierta desconexión de la realidad por la presión de su trabajo, lo que le lleva a dudar de su propia identidad.


Rumi Hidaka: Antigua idol singer que en la actualidad trabaja en la agencia responsable del trío "Cham". Cuando Mima abandona el grupo, Rumi se convierte en un gran apoyo para ella. Sin embargo, Rumi no está nada contenta con el rumbo que toma la carrera de Mima como actriz, especialmente con todo aquello relacionado con el sexo (lo cual considera una degradación para Mima).


ME-MANIA: Bajo el nick de ME-MANIA se esconde el más fiel visitante de "La Habitación de Mima". Se trata de un hombre de aspecto grotesco y desagradable que experimenta un amor enfermizo hacia la figura de Mima como idol singer. Obsesionado con mantener esta imagen, odia profundamente lo que la carrera de actriz ha hecho con Mima. A esto se une el hecho de que cree que la "verdadera Mima" confía en él para solucionar esa situación.


Aspectos más destacables de "Perfect Blue":

A nivel narrativo, "Perfect Blue" es una película que resultó bastante rompedora dentro del mundo de la animación japonesa. Evidentemente, se trataba de una película para adultos en la que el sexo y la violencia jugaban un papel fundamental, pero no se quedaba en eso sino que iba un paso más allá. Al estar narrada desde el punto de vista de la protagonista, "Perfect Blue" quedaba completamente teñida de subjetividad. Cuando Mima comienza a confundir realidad y ficción, al espectador comienza a sucederle lo mismo, ya que la propia estructura de la película está ideada para desconcertarle y sumergirle en la psicosis que sufren los personajes. En este sentido, "Perfect Blue" se aleja del cine de animación japonés y se aproxima a la obra de directores occidentales como David Lynch ("Cabeza Borradora", "Carretera Perdida", "Mulholland Drive"...), David Fincher ("Seven", "The Game", "El Club de la Lucha"...) y Darren Aronofsky ("Pi", "Réquiem por un Sueño", "La Fuente de la Vida"...).

El verdadero motor de la película es la vivencia subjetiva de los personajes y su ruptura con la realidad. En términos clínicos, cuando hablamos de ruptura con la realidad hablamos de psicosis. Esta psicosis puede darse de dos formas: mediante un proceso de desrealización o mediante un proceso de despersonalización. La desrealización supone que la realidad ambiental en la que vive la persona comienza a perder su sentido y que las vivencias subjetivas (pensamientos, sueños, alucinaciones...) comienzan a confundirse con lo real. Por el contrario, la despersonalización supone que es la propia realidad interior del individuo la que pierde su sentido. La persona, por tanto, comienza a dudar de su identidad, a sospechar que alguien se la está "robando" o que alguien le está obligando a hacer cosas que en realidad no desea hacer. Ambos procesos psicológicos están expresados de una manera soberbia en "Perfect Blue"... y no sólo en las escenas protagonizadas por Mima.


En esta película son varios los personajes que sufren procesos psicóticos, en algunos casos llegando a afectar claramente a sus propias identidades. Esto inmediatamente nos lleva a pensar en el Trastorno Disociativo de la Personalidad o Trastorno de la Personalidad Disociada (conocido de forma común como "doble personalidad"). Este trastorno asume que diversos procesos traumáticos pueden producir una ruptura con la realidad que afecta a la identidad personal de quien los sufre, hasta el extremo de llevarle a pensar que se trata de una persona completamente diferente. De nuevo, la realidad de este trastorno está expresada de una manera soberbia en la película, proporcionando algunos de los mejores giros argumentales que se habían visto hasta la fecha en una película de animación.


Como comentábamos al inicio de esta entrada, la confusión entre la realidad y la ficción es uno de los pilares del cine de Satoshi Kon. Esto es más que evidente en "Perfect Blue", no sólo por la realidad subjetiva de los personajes, sino también por el curioso paralelismo que se establece entre lo que sucede en la serie de ficción "Doble lazo" y los asesinatos que se cometen en el mundo real.

El otro pilar fundamental es la crítica a la sociedad japonesa. Sin lugar a dudas, "Perfect Blue" es una película bastante crítica con el mundo de las idol singers y la explotación a la que se ve sometida su imagen. El mundo del ocio japonés es muy competitivo y, en ocasiones, para destacar hay que recurrir al sexo. Por este motivo las idol singers se venden como como niñas inocentes y vírgenes, muy apropiadas como objetos sexuales. En Japón existe una doble moral sobre el tema del sexo. Por un lado es un tema tabú, pero por otro hay una gigantesca industria pornográfica que se dedica a vender mangas que muestran sexo explícito (hentai). En ocasiones las escenas sexuales se producen entre adultos y chicas jóvenes, llegando no sólo al extremo de que sean chicas menores de edad, sino que además sean niñas pequeñas. No es de extrañar, por tanto, que sea esa la imagen que se desea para las idol singers.

No hay más que ver qué tipo de público es el que acude a las actuaciones de "Cham" en "Perfect Blue": un público únicamente masculino y con una edad bastante considerable. Las idol singers no venden sexo explícitamente, pero sí implícitamente. Probablemente no por voluntad propia, sino porque las agencias que se encargan de ellas así lo desean. Después de todo, es una forma de asegurarse el éxito y, por tanto, las ganancias. Este aspecto es fuertemente criticado en la película. ¿Qué es lo que consumen realmente los seguidores de las idol singers: su música o su imagen vagamente sexual?


En "Perfect Blue", Kon demuestra su maestría en el manejo de personajes, mostrándonos tanto sus bondades como sus defectos y dotándolos de un gran realismo. Es francamente difícil no sentir empatía hacia Mima, por ejemplo, que es un personaje retratado de una manera muy humana tanto en sus puntos positivos como en sus puntos negativos. Incluso cuando los límites entre realidad y ficción comienzan a volverse difusos, las vivencias emocionales de Mima son fácilmente comprensibles por el espectador. No es fácil construir personajes capaces de generar este tipo de vínculo con el espectador, pero Kon demuestra que es perfectamente capaz de hacerlo con tan solo unas pocas escenas.

Destaca fuertemente la escena inicial, en la que asistimos a la dualidad de la vida de Mima. Por un lado la vemos en la vertiente pública de su vida, cantando y bailando delante de su público. Por otro, la vemos en su vida privada, en la que sólo es una más entre el montón que debe llevar a cabo las mismas tareas rutinarias (comprar, alimentar a sus mascotas...) que el resto del mundo.

Otra de las escenas más destacadas de la película es la del asesinato del fotógrafo, en la que se muestran los más oscuros rincones de la naturaleza humana. A las truculentas imágenes del asesinato se van superponiendo de una forma cuasi-subliminal (no llega a ser subliminal puesto que todas las imágenes, a pesar de la rapidez con la que se muestran, pueden ser reconocidas) imágenes sexuales explícitas. Se trata de una escena desgarradora, capaz de sobrecoger al espectador y de horrorizarle por lo que un ser humano es capaz de hacerle a otro.

Conclusión:

Bajo la simplicidad de su título (el azul es el color de la tristeza, de ahí la música "blues"), "Perfect Blue" esconde una compleja historia psicológica que no deja indiferente a nadie. Un estupendo manejo de los personajes y de sus mundos interiores, acompañado de un extraordinario guión cargado de sorpresas inesperadas, convierte a la opera prima de Kon en todo un clásico moderno. Una película densa y arriesgada, pero capaz de atrapar al espectador desde el inicio hasta el final y de hacerle dudar acerca de lo que es real y lo que no lo es.

1 comentario:

  1. Muy buen análisis. En mi opinión Satoshi no tiene como su opera prima (también fue la primera que vi de él, sin contar magnetic Rose).

    Saludos!

    ResponderEliminar

Los comentarios serán moderados antes de ser publicados.