11 de septiembre de 2010

[Cine] Star Trek I: The Motion Picture (La Película)

Durante la década de los 70, la serie original de "Star Trek" se había convertido en un tremendo éxito gracias a las reposiciones. Diversos proyectos se pusieron en marcha para rodar una película basada en la serie, siendo escritos varios guiones por Gene Roddenberry, creador de la serie, y Harlan Ellison, famoso escritor de ciencia ficción y autor de uno de los capítulos más memorables de la serie original. Sin embargo, ninguno de estos proyectos llegó a concretarse. Finalmente se decidió abandonar esa idea y preparar una segunda temporada de la serie en un proyecto que sería conocido como "Star Trek: Phase II". Ante las presiones de la productora, Paramount Pictures, el proyecto volvió a convertirse de nuevo en una película. Todos los trabajos anteriores fueron descartados y se comenzó desde cero de nuevo. Finalmente, tras un largo y accidentado recorrido, en 1979 se estrenó "Star Trek: The Motion Picture" ("Star Trek: La Película"), primer largometraje de una saga que maravillaría a millones de espectadores.


Una nube energética de un tamaño descomunal (82 unidades astronómicas, es decir, 82 veces la distancia entre la Tierra y el Sol) se aproxima al espacio de la Federación de Planetas Unidos en rumbo directo hacia la Tierra. En su camino ha destruido tres naves de guerra Klingon y una estación espacial de la flota estelar. El mando de la flota decide enviar a la única nave capaz de interceptar a esta amenaza: el USS Enterprise. Sin embargo, el Enterprise se encuentra en plena fase de reparación y reacondicionamiento, por lo que muchos de sus nuevos sistemas no han podido ser probados aún. Por su familiaridad con la nave y con su tripulación, la flota pone al mando al Almirante James Kirk, antiguo capitán del Enterprise.

Tras varios años alejado de los mandos de una nave estelar, Kirk se ve obligado a tomar el control en detrimento del Capitán Decker, actual capitán de la nave. Aunque los miembros más veteranos de la tripulación (Scott, Uhura, Sulu y Chekov) se alegran de recuperar a su viejo camarada, Kirk siente que la tripulación está incompleta sin el Doctor McCoy y el Señor Spock. Al primero consigue convencerlo para que vuelva a servir en una nave estelar a pesar de sus reticencias, pero Spock ha abandonado el servicio activo y se ha retirado a su mundo natal, Vulcano, para someterse a un ritual que eliminará para siempre de su interior cualquier atisbo de emoción.

Inesperadamente, Spock regresa a la nave con la poco clara intención de contactar con la inteligencia que se encuentra detrás de la nube energética. Una sonda proveniente de dicha nube explora el Enterprise y acaba con la vida de la Teniente Ilia (hacia la que el Capitán Decker siente algo más que simple amistad) para luego crear una réplica artificial suya con la que poder comunicarse con la tripulación. De esta forma, nuestros protagonistas descubren que la inteligencia que se encuentra tras la gigantesca nube responde al nombre de V´ger y su objetivo es viajar hasta la Tierra en busca de su creador.


Si bien el argumento no se aleja demasiado de lo visto en la serie original, en cuestiones de diseño y producción esta película se encuentra a años luz de "Star Trek: The Original Series". Los efectos especiales fueron uno de los grandes problemas durante su rodaje, pero consiguieron niveles realmente espectaculares. De hecho, el aspecto visual de la película apenas acusa el paso del tiempo. También es necesario comentar que existe una versión del director con un acabado visual mucho más pulido.

Los interiores del Enterprise fueron rediseñados por completo, con un aspecto mucho más sobrio y menos colorista que los decorados de serie B de la serie original, lo cual fue todo un acierto. Los uniformes también fueron rediseñados por completo, pero con menos suerte en esta ocasión, pues a pesar de resultar elegantes no eran tan vistosos como los uniformes originales. Los Klingon, enemigos surgidos de la serie clásica, también fueron rediseñados, siendo en esta película cuando aparecen por primera vez con lo que más tarde acabó convirtiéndose en su rasgo más característico: las protuberancias en la frente. En esta primera película también se introducen las primeras líneas en idioma Klingon y en idioma vulcaniano, enriqueciendo en gran medida el Universo Star Trek.

A pesar de esto, este película también cuenta con ciertos guiños a los nostálgicos de la serie original, recuperando a dos de sus personajes más queridos: la Enfermera Chapel (esposa del creador de la serie y secundario habitual en muchos capítulos) y la Asistente Janice (asistente personal del Capitán Kirk que únicamente apareció durante la primera temporada). De igual forma, y a pesar de los cambios, la aparición de los Klingon con la que se inicia la película también puede considerarse un guiño a los seguidores de la serie original, pues aún estaban lejos de convertirse en el peligroso enemigo que serían más adelante. No obstante, hay que remarcar el hecho de que la película puede ser comprendida perfectamente sin necesidad de haber visionado antes "Star Trek: The Original Series", pues a pesar de ser cronológicamente posterior se trata de un nuevo comienzo para la franquicia.


La película retoma y amplía los mejores elementos de la serie original, como es el protagonismo del trío Kirk-Spock-McCoy y las relaciones entre ellos (la profunda amistad entre Kirk y Spock y la desconfianza que siente el Doctor McCoy hacia la naturaleza vulcaniana de Spock), las peculiaridades de la cultura de Vulcano, la tripulación interracial, la misión de contactar con nuevas formas de vida, etc. También muestra un especial cuidado a la hora de hablar de conceptos científicos, proporcionando una mejor y más creíble explicación acerca del funcionamiento del Enterprise y sus motores warp. Finalmente, muestra por primera vez la Tierra en el futuro, incluyendo esa imagen ya mítica de la ciudad de San Francisco (sede de la academia de la flota estelar), con su característico puente siendo sobrevolado por pequeñas naves.

La banda sonora corrió a cargo de Jerry Goldsmith, quien compuso un nuevo tema principal y dio a luz algunas de las mejores partituras compuestas para una película de ciencia ficción. De hecho, la banda sonora de "Star Trek: The Motion Picture" brilla con luz propia. Se trata de una auténtica joya que acompaña y da fuerza a la película de manera absolutamente fantástica. Su sugerente argumento encuentra en la banda sonora el mejor apoyo, capaz de transmitir la sensación de asombro ante lo desconocido.

La película tuvo un gran éxito, aunque éste se vio moderado por el tremendo gasto que supusieron los efectos especiales. A pesar de ello, su acogida permitió preparar una secuela. Dejando un tanto a un lado esta primera película, las siguientes constituyeron un gran arco argumental que se continuaba de una a otra y que elevaba la franquicia Star Trek hasta cotas nunca antes vistas. Lo mejor estaba aún por llegar.

Especial Star Trek:

2 comentarios:

  1. Por lo bien que hablas de esta película, me temo que será por donde empiece a iniciarme a Star Trek (a parte de la película de JJ Abrams...).

    Gracias por realizar estos análisis de películas, cómics y libros que no son precisamente novedades.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Mike, si te parece que hablo bien de esta peli, espera a que hable de La Ira de Khan o de Misión Salvar la Tierra, que son mis favoritas ;)

    La verdad es que el único criterio que sigo en el blog (especialmente ahora con el cambio al blog nuevo) es hablar de las cosas que me gustan, sean o no actuales. He pensado que ya que hablé de la serie clásica, no estaría mal darle un repaso a todo el Star Trek clásico. Si además sirve para que te animes a verlo, pues genial.

    ResponderEliminar

Los comentarios serán moderados antes de ser publicados.